10 de noviembre de 2013 / 02:47 p.m.

Cuando celebraba su cumpleaños 36, un hombre murió en un aparatoso accidente vial, ocasionado presuntamente por una dormitada al volante y el estado inconveniente en el que conducía su camioneta.

El escenario de la tragedia fue la carretera Nacional a la altura del kilómetro 268 en la zona sur de la ciudad, poco antes de llegar a la entrada de la comunidad del Uro.

La víctima fue solo identificada como Hugo Alberto  Paniagua González de 36 y de que solo se logró establecer por parte de las autoridades, tenía su domicilio en la colonia Primavera.

El joven conducía una camioneta Ram 4x4 a más de 180 kilómetros por hora, de acuerdo con el reporte de las autoridades, y circulaba de norte al sur, es decir de Monterrey a Santiago donde presuntamente visitaría a su novia ya que era divorciado.

Una dormitada al volante fue lo que hizo que Hugo Paniagua, estrellara su camioneta contra una barda y derribara un árbol, para posteriormente estrellarse contra un poste de concreto y derribar otro tramo más de barda, saliendo proyectado de vehículo y al no llevar puesto el cinturón de seguridad provocó que se golpeara la cabeza.

Varios jóvenes que llegaron al lugar del accidente lo identificaron cuando observaron la escena, señalando a las autoridades que el ahora occiso, se encontraba conviviendo con ellos minutos antes, esto porque estaban festejando su cumpleaños, pero cuando salió del festejo al parecer para ir a visitar a su novia se registró el fatal percance.

Elementos de Fuerza Civil fueron los que encontraron al joven accidentado, solicitando la presencia de los cuerpos de auxilio, sin embargo los paramédicos no lograron hacer nada ya que el joven ya no presentaba signos vitales.

Elementos de la Policía Federal Preventiva división Caminos, al mando del comandante Jorge Magallon Torres, se hicieron cargo de tomar conocimiento del accidente para turnar el parte ante la fiscalía correspondiente.

Aunque no quedó marcado en el tablero la velocidad a la que el ahora occiso conducía, las autoridades investigadoras presumen que eran más de 180 kilómetros por hora por los daños y la posición en la que terminó la camioneta, aunado a que la víctima no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

El cadáver fue llevado al servicio médico forense del hospital universitario para la autopsia que marca la ley y sea identificado plenamente por los familiares.

Alberto Vazquez