CYNTHIA VALDEZ Y NOTIMEX
4 de agosto de 2013 / 04:24 p.m.

Sinaloa y México • La Secretaría de la Defensa Nacional confirmó que un enfrentamiento entre militares y presuntos sicarios en Culiacán, Sinaloa, dejó un saldo de tres muertos, tres heridos y una mujer menor de edad detenida.

En Durango, las autoridades informaron que en el municipio de Otáez, efectivos del Ejército que realizaban un recorrido de vigilancia se toparon con hombres armados, lo que originó una balacera por la cual fallecieron un militar y dos gatilleros.

Respecto al primer caso, las autoridades precisaron que el enfrentamiento empezó alrededor de las 10:00 de la mañana en la zona de las colonias El Vallado y Francisco Villa, de Culiacán.

Ahí soldados realizaban un cateo a una presunta casa de seguridad, cuando arribaron hombres armados y empezaron a agredirlos.

Los sicarios se acantonaron en un inmueble cercano donde se centró la batalla. Minutos después arribaron policías estatales, municipales y ministeriales, con cuyo apoyo fue controlada la situación.

Aunque se informó que algunos sicarios alcanzaron a huir, en una calle aledaña a la casa de seguridad quedaron dos vehículos calcinados y junto a estos el cuerpo de un presunto gatillero.

En el inmueble fueron hallados otros tres agresores muertos y se detuvo a una mujer menor de edad. Además, se localizó un túnel que conecta a dos viviendas, a través del cual pudieron haber huido los pistoleros.

Al confirmar los hechos, Miguel Hurtado Ochoa, comandante de la Novena zona Militar dio a conocer que tres elementos castrenses resultaron lesionados, pero se encuentran fuera de peligro.

Funcionarios consultados por MILENIO señalaron que una de las víctimas es Rolando Ángulo Meza, El 80, ex policía municipal que luego fue señalado de trabajar para Joaquín El Chapo Guzmán.

En Otáez, Durango, militares que realizaban un recorrido de vigilancia en la zona de los poblados Macho Bayo y Huajupa se toparon con hombres armados quienes empezaron a agredirlos.

Como resultado del enfrentamiento un efectivo castrense y dos civiles murieron.

En Toluca, Estado de México, fueron hallados dos cuerpos en bolsas y en Chihuahua fueron reportados tres asesinatos.