9 de febrero de 2013 / 01:38 a.m.

 

Monterrey.- • Durante aproximadamente 45 minutos, la vialidad de un área colindante entre San Nicolás y Apodaca, se vio trastocada en forma severa debido al choque entre un tráiler y el ferrocarril, en la carretera Mezquital-Santa Rosa.

El percance, en el que no hubo personas lesionadas, ocurrió cuando el trailero intentó ganarle el paso a la maquina, y al haber tráfico delante de él, las dimensiones del camión no libraron el espacio entre el último vehículo y la vía.

Estos hechos fueron reportados alrededor de las 17:30 horas en la carretera a Santa Rosa y la vía a Matamoros, frente a la colonia Valle del Mezquital, en el municipio de San Nicolás.

Como presunto responsable de este choque fue señalado el trailero Guillermo Reyes Rodríguez, de 47 años de edad, y quien radica en la ciudad de Saltillo, Coahuila.

Reyes Rodríguez conducía un vehículo Marca Kenworth color azul, que arrastraba dos remolques tipo plataforma, los cuales a su vez estaban vacíos.

Por su parte, el maquinista se identificó como Gustavo González Calderón, de 40 años de edad, y con domicilio en Monterrey.

González Calderón iba al mando de las maquinas 4068 y 4069 de la empresa Kansas City Southern de México, que arrastraban 32 góndolas, la mayoría con toneladas de chatarra.

Según los informes proporcionados por las autoridades viales de San Nicolás, el tráiler avanzaba hacia el sur por la Carretera Santa Rosa, mientras que el vehículo ferroviario lo hacía rumbo al poniente.

El trailero manifestó que se dirigía a la colonia Central de Carga y de ahí esperaría el destino que le asignarían

Reyes Rodríguez declaró que al brincar las vías del tren, repentinamente el vehículo se le apagó por la probable falta de diesel, y no pudo reiniciar la marcha para evitar el impacto.

La locomotora chocó al tráiler en la parte trasera del segundo remolque, ocasionando a partir de ese momento un fuerte congestionamiento vial.

En los momentos siguientes, comenzaron a formarse filas de vehículos en las avenidas cercanas como López Mateos, Carretera a Santa Rosa y Aceros, entre otras.

Fue hasta las 18:15 horas cuando finalmente ambas unidades fueron retiradas de ese lugar, por lo que la situación del tráfico vehicular se normalizó paulatinamente.

Del percance tomó conocimiento el capitán Daniel Juárez, asignado a la patrulla número 09 de la dirección de tránsito nicolaíta, quien se encargó de darle vista al departamento de peritajes para la indagatoria correspondiente.

Agustín Martínez