22 de marzo de 2013 / 01:02 p.m.

Monterrey • Una serie de extorsiones cibernéticas a usuarios de internet que radican en Nuevo León es lo que investiga la Secretaría de Seguridad Pública Federal, según confirmó una fuente de la Secretaría de Gobernación.

De acuerdo con la información revelada, se trata de ciberdelincuentes que bloquean computadoras con mensajes en las pantallas en los que insertan los logotipos de la Policía Federal, de la propia Secretaría de Seguridad, así como de la Secretaría de Gobernación y otros direcciones de la SSP, junto con la bandera nacional.

El mensaje que hacen llegar es que ha cometido varias infracciones, “entre ellas pornografía infantil” y violación de derechos de autor, por lo que le exigen el pago de una multa que puede variar de los mil a los 35 mil pesos, la cual tiene que saldar en menos de 48 horas.

Las denuncias hechas llegar a la Policía Federal establecen que los acosadores le piden a sus víctimas saldar las sanciones mediante órdenes de pago que pueden comprar en diversas tiendas de conveniencia como Oxxo, Super 7 y Farmacias del Ahorro, entre otras negociaciones.

Los supuestos representantes de la autoridad le piden a los usuarios de la red cuyos equipos de cómputo son previamente bloqueados, que introduzcan en la pantalla el código de las órdenes de pago, para de esa forma liberar su equipo.

“En caso de no hacerlo se procederá de inmediato en forma penal”, resalta la advertencia.

Denuncias como éstas han llegado tanto a los destacamentos de Monterrey y de Escobedo.

"Atención, su OP está bloqueado debido a al menos una de las razones específicas siguientes: Usted ha violado el derecho de autor y los derechos conexos (video, música, software) y ha utilizado de una manera con la distribución de contenido los derechos de autor infringiendo así el artículo 128 del Criminal Conde del (sic) Estados Unidos Mexicanos", es el mensaje que aparece.

Añade que el artículo 128 del "Criminal Conde" prevé una multa de 200 a 500 salarios mínimos o la privación de la libertad de dos a ocho años.

Entre las personas que se han visto afectados por estos amagues se encuentra una vecina del municipio de San Nicolás, uno de Monterrey y otro de Zuazua.

Los afectados que han oficializado sus denuncias fueron canalizados a la coordinación para la Prevención de los Delitos Cibernéticos dependiente de la División Científica de la Policía Federal.

Personal especializado de la dependencia se está encargando directamente de desbloquear los equipos y allegar información al Ministerio Público para profundizar en las indagatorias, pues los ciberdelincuentes están utilizando un malware, es decir un software o programa informático con código malintencionado que utiliza los escudos de la Policía Federal.

ALEJANDRO SALAS