12 de mayo de 2013 / 11:21 p.m.

No quiso ponerse romántico, pero el presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez dijo que por la eliminación del equipo en la Liguilla, el cielo está llorando.

Y es que con los felinos fuera a costillas del Monterrey, la deuda con su afición ya es al doble, reconoció ayer el Ingeniero.

“Yo creo que el dolor y la tristeza que se siente al estar fuera de la Liguilla, cuando el objetivo era claro levantar la

Copa, creo que hasta el cielo está llorando de que no se dio, no me quiero poner romántico, pero sí es algo que nos llega mucho”, expresó el directivo refiriéndose a la lluvia que se registró este fin de semana.

Primero quedaron pendientes al no ganar el torneo de la Concachampions y ahora con la eliminación en Cuartos de

Final contra Monterrey, el pago a su gente se incrementó para la organización auriazul.

“Hicimos un torneo muy bueno, un torneo que le dio orgullo a esa afición de haber quedado como Superlíderes, y que haciendo un recuento, quedamos a deber en los torneos internacionales, en este caso en la Concachampions, y obviamente que quedamos a deber en la Liguilla”, admitió el máximo directivo de los felinos.

Rodríguez dijo que las lamentaciones hay que dejarlas a un lado y ahora a comenzar a trabajar de fondo para planear la siguiente campaña.

Raúl Villarreal