1 de febrero de 2014 / 09:18 p.m.

Madrid.- Las pérdidas económicas y la “competencia de las descargas de música y películas en internet, tanto las legales como las ilegales” llevarán a la pionera fabricante de discos en España Iberofón a cerrar sus actividades el próximo 31 de marzo.

La empresa que en la actualidad se llama Arvato Digital Services bajo la sociedad Sonopress Iber Memory, y pertenece desde 2006 a la alemana Bertelsmann, dejará sin empleo a 134 trabajadores, algunos de ellos con 42 años de antigüedad.

El presidente del Comité de Empresa, Julio Ayuso, explicó que “el cierre es definitivo y para esa fecha (31 de marzo) no quedará aquí ningún empleado”, por lo que en semanas iniciará se terminará de entregar todos los pedidos hasta quedar completamente inactiva la fábrica.

La fábrica inició su actividad en 1959 en Madrid con discos fonográficos, y en los años 60 introdujo las cintas de casetes.

En 1974 se trasladó a Coslada, al este de la capital española, donde también fabricó videocasetes y en 1987 comenzó a fabricar discos compactos.

La fachada de la fábrica luce desde hace unos días con mantas y carteles contra el cierre, y destacan unas cruces negras que recuerdan el final de la vieja Iberofón.

Ayuso comentó que el cierre de la fábrica “lo comunicó la empresa por causas objetivas debido a las pérdidas económicas, no generan beneficios, pero los trabajadores entendemos que hay trabajo y que a Bertelsman no le interesó el plan de viabilidad que se les presentó”.

Criticó que la firma alemana generó el año pasado en todos los países donde está presente 621 millones de euros (unos 820 millones de dólares) y que esta semana se les comunicó la previsión de 2014 para 823 millones de euros (en torno a mil millones de dólares).

“Ellos argumentan que la causa del cierre es que no tienen beneficios en esta planta y que les ocasiona pérdidas, pero sabemos que sí hay trabajo, los clientes están y les interesa seguir, tanto en música como películas, y ahora también las editoriales”, manifestó.

Aseguró que con la nueva Ley de Mejora de la Calidad Educativa le favorece a su actividad, ya que la mitad de los libros de enseñanza se acompañarán de un disco compacto y tres editoriales ya expresaron que requerirán unos seis millones de unidades.

Asimismo, sostuvo que el Comité de Empresa presentó un plan de viabilidad que incluía readecuación de algunas actividades y dar de baja a una parte de los trabajadores y no a los 134 “pero por lo que se ve a Bertelsmann no le interesa, no quiere”.

“Lo que nos llevó a esto no es sólo la crisis económica, es un cúmulo de circunstancias. Hoy en día la mayor competencia de esta empresa, que fue la primera en España en discos, CD y DVD, no es la piratería, sino las descargas en Internet, las legales e ilegales”, explicó.

“Es algo que al sector le hace mucho daño, pero creemos que el disco estará allí y esta fábrica podría subsistir, pero insisto que no les interesó”, agregó.

Notimex.