8 de diciembre de 2013 / 08:37 p.m.

Monterrey.- Ante uno de los públicos que lo consolidó en México, el grupo Intocable cerró esta madrugada su serie de dos conciertos en la Arena Monterrey, donde al igual que el viernes anterior, más de nueve mil 500 fanáticos disfrutaron de un recorrido de éxitos por los 19 años de trayectoria musical.

En esta actuación no hubo "Perdedor", tema que cantaron completo los asistentes, casi sin que Ricky Muñoz, vocalista de la banda de Zapata, Texas, interviniera, sólo su acordeón y el acompañamiento del resto de la agrupación; artistas y fanáticos salieron a mano y satisfechos con la actuación de unos y la respuesta de otros.

El colofón a sus actuaciones de este año aquí superó expectativas de sus seguidores, al ofrecerles en sus más de tres horas de concierto, lo mejor de su repertorio que inició con "Tu adiós no mata", "Alguien tiene que llorar", "Por ella" y "Enséñame a olvidar", de sus grandes éxitos, y que fue el primer tema prendió a la audiencia que coreó al unísono sus estrofas.

El gélido clima de la noche se olvidó en el centro de espectáculos al aparecer la banda texana y escucharse el sonido del acordeón y bajo sexto; uno a uno se fueron escuchando los temas que desde 1994 colocaron en el gusto de sus seguidores, quienes abarrotaron la Arena Monterrey.

"Déjame amarte", "No te vayas", "Es tan bello", "Amor maldito" fueron interpretados en la primera parte del concierto, pero fue "¿Dónde estás?", una cumbia norteña que puso a cantar y bailar a los asistentes, en su mayoría jóvenes que crecieron con las canciones de sus ídolos que no escatimaron en complacerlos.

La velada texano-norteña también fue propicia para escuchar "Nos faltó hablar", "Te amo (para siempre)" y "Culpable fui", nuevos temas de su álbum "En peligro de extinción", por el que fueron nominados para el Grammy Latino.

Otro de sus añejos y primeros éxitos, "Huracán", levantó de sus asientos a las parejas presentes, al igual que "Me estoy volviendo loco", siguieron con "Eres mi droga", "Estás que te pelas" y "Ayúdame".

Ya avanzada la medianoche, Intocable les ofreció una sorpresa a los asistentes con la canción "Por el amor de una mujer", un éxito de antaño que grabaron con Luis Padilla del grupo La Firma, quien se hizo presente en el escenario, para deleite de los asistentes.

No podía faltar en el concierto "¿Y todo para qué?", considerado por Intocable como uno de sus himnos musicales, aunque la comunión total llegó con "Fuerte no soy", ese tema romántico de 1999 que desde entonces se quedó en el gusto de sus seguidores, quienes en orfeón gigante la cantaron, mientras que los texanos sólo hacían el acompañamiento musical.

"Coqueta" y "Sueña" fueron dejados para su primera "despedida"; al final ante la insistencia se siguieron más allá de la medianoche con "Llévame en tu viaje", "Créeme, siénteme", "Bastó", "Arrepiéntete" y "Déjate amar".

"Nos vamos contentos, muchas gracias Monterrey, que Dios los bendiga", dijo Ricky Muñoz, mientras que todos los integrantes de Intocable hacían caravanas para despedirse del público regiomontano.

Intocable proseguirá este fin de año sus actuaciones en ciudades mexicanas como Puebla, Irapuato, Reynosa, Zacatecas, Tuxtla Gutiérrez y Querétaro, para cerrar el 2013 en Texas.

 NOTIMEX