13 de julio de 2013 / 01:45 p.m.

En la presentación ante su afición y estrenando uniforme de visita, Tigres cerró de manera invicta su preparación de cara al Apertura 2013 ligando su cuarto triunfo en partidos amistosos al imponerse a Atlas por la mínima ventaja.

 

Tigres comenzó el primer tiempo imponiendo condiciones, teniendo el balón en su poder y paseando éste por toda la cancha, mientras Atlas fue precavido desde los primeros minutos.

 

Esto permitió que los de Tuca comenzaran con sus embates, el primero de estos llegó al minuto 5 tras un pase filtrado para Emanuel Villa, Tito entró solo al área rival y frente al portero no pudo definir al golpear el balón con la parte externa y mandarlo por un lado del marco de Alan López.

 

Con un ritmo semilento Tigres orquestó varias jugadas de peligro, el capitán auriazul dio otro aviso al cuadro rojinegro al minuto 11 al sacar un disparo fuera del área que el portero rival pudo desechar a tiro de esquina.

 

Al paso de los minutos la tónica del encuentro no cambió, los auriazules buscaron por las bandas hacer daño a su rival ligando hasta 10 pases en terreno ajeno mientras que Atlas buscó hasta el minuto 33 el gol con la llegada que no causó más peligro de Flavio Santos quién metió un cabezazo por encima del marco de Palos.

 

Fue al 33 cuando el hambre de gol que mostraba Tigres desde el minuto 1 tuvo éxito, tras un balón peinado por Lucas Lobos, quién expuso el físico, Damián recibió solo para que, ante la salida del arquero rival, definiera el 1-0 para su equipo con calma y  finura simplemente tocando razo.  

 

Al filo del término del primer tiempo, Tigres tuvo un susto tras un disparo de Atlas que Hugo Rodríguez sacó de la raya para evitar el empate.

 

Con un Atlas que, al igual que Tigres, presentó modificaciones y que se mostró más agresivo al frente, los felinos tuvieron más exigencia desde el primer minuto del segundo tiempo.

 

Tigres, ante el arriesgue en varias ocasiones de los de Guadalajara quienes se fueron al frente, buscó filtrar balones a sus ofensivos quienes fueron sorprendidos en más de una ocasión en fuera de lugar. Al minuto 77 uno de esos pases por fin llegó con éxito y ventaja para Danilinho quien solo ante el portero falló el 2-0 al mandar el esférico por un lado.

 

Los minutos pasaron y la noche parecía no tolerar ningún gol más en un duelo que tomó tintes por momentos de partido de fecha regular al ser muy peleado sobre todo en media cancha.

 

Y esto se vio al minuto 82 cuando, tras un penal dudoso cometido a Danilinho, quién entró al área rival y cayó al chocar con el portero atlista, Lucas Lobos cobró ala Panenkay estrelló el esférico en el travesaño para dejar el marcador final 1-0.

Con la confianza de 4 triunfos, Tigres se enfila ahora para el arranque del torneo que será para ellos hasta la jornada 2.

Jair Ramos