12 de junio de 2013 / 12:48 p.m.

 

 

México • La Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice) reveló que 22 establecimientos de la delegación Cuauhtémoc, conocidos como after hours, cerraron tras lo ocurrido en el bar Heaven de la Zona Rosa, donde el 26 de mayo desaparecieron 12 personas.

Ismael Rivera Cruces, presidente del comité nacional del organismo, aseguró que un monitoreo realizado por la demarcación confirmó que esos lugares cerraron por decisión propia y no por revisiones del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) ni de la delegación.

“Teníamos detectados alrededor de 22 lugares, la mayoría ubicada en la delegación Cuauhtémoc, y a partir de los hechos del bar Heaven ya no están operando. Quiere decir que, de propia mano, cerraron sus puertas”, argumentó.

En la administración del jefe delegacional Alejandro Fernández (de octubre a la fecha) se han realizado 65 clausuras de establecimientos mercantiles, de los cuales cuatro ocurrieron a raíz de los hechos del bar Heaven.

Se trata de los centros nocturnos Papi, Tahití y dos cabarets, confirmó por su parte Jorge Eduardo Pascual, presidente de la Agrupación de Comerciantes de la Zona Rosa.

El gobierno capitalino, el Invea, la Anidice y las delegaciones del DF anunciaron que realizarán un censo de establecimientos mercantiles para saber en qué condiciones operan los centros nocturnos, bares y antros.

Este martes siete secretarios del Gobierno del DF se reunieron con propietarios de bares y centros de entretenimiento de la Zona Rosa para acordar la creación de un consejo consultivo.

Los secretarios de Obras y Servicios, Luis Rábago; de Desarrollo Urbano, Simón Neumann; de Trabajo, Carlos Navarrete; de Transporte y Vialidad, Rufino León; de Turismo, Miguel Torruco, así como el de Protección Civil, Fausto Lugo, conversaron con 80 empresarios, comerciantes y vecinos de la Zona Rosa.

Los empresarios y comerciantes revelaron al secretario de Gobierno, Héctor Serrano, que la inseguridad ha sido controlada en la zona, pero ahora temen más al Invea.

Le tenemos más miedo al Invea, porque con solo una silla coja clausuran cualquier local y no se vale”, dijeron Regino Fernández y Manuel Arjonilla, propietarios de establecimientos.

De hecho, el primero, propietario de Mens Club Mexico City, aseguró que los verificadores del Invea lo amenazan siempre con cerrar su local. “Lo tengo en orden y no han encontrado nada, por eso me amenazan y me revisan con lupa”, señaló.

Regino Fernández aseguró que en su establecimiento se reportan pérdidas de hasta 50 por ciento por la presencia de elementos de seguridad, “quienes espantan a los clientes, porque al ver tantos policías, prefieren ir a otros lugares. Incluso, tengo clientes a los que han revisado en la calle, con la intención de encontrarles droga”.

Vecinos de la colonia Juárez han denunciado la existencia de al menos cuatro locales clandestinos, entre ellos Praga 40; Zíngaro, ubicado en avenida Chapultepec y Liverpool; Machos, en Amberes, y Fahrenheit, en Niza, los cuales no han sido visitados por la autoridad, pese a la inconformidad de los vecinos.

Ana Cecilia Méndez y Alejandro Madrigal