20 de febrero de 2013 / 10:17 p.m.

Nezahualcóyotl • La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México realizó el cierre parcial del tiradero de basura cielo abierto Neza III, ubicado en el Bordo de Xochiaca.

Con ello, se cerró el acceso a la basura del municipio vecino de Chimalhuacán y de organizaciones particulares dedicadas a la recolección de los desechos, algunas de ellas provenientes del Distrito Federal.

Sólo se permitirá el depósito de las mil 200 toneladas de desperdicios que se generan el promedio al día en el municipio de Nezahualcóyotl.

En conferencia, el alcalde Juan Zepeda Hernández, dijo que las 30 hectáreas donde actualmente se depositan los desechos que se generan en la demarcación seguirá funcionando como sitio de transferencia, mientras se realiza el saneamiento del espacio, donde actualmente se encuentran acumuladas unas 600 toneladas de basura, en tanto se busca una solución para resolver el problema de la basura.

Recordó que la basura del municipio se traslada al relleno sanitario particular de la mina El Milagro, ubicado en el municipio de Ixatapaluca, lo que respecta un gasto de 230 pesos por tonelada, lo que representa más de 250 mil pesos diarios, que son solventados por el gobierno del Estado de México.

Por su parte, en el municipio de Chimalhuacán, inició la operación del relleno sanitario en el ejido de Santa María, donde se depositarán las 400 toneladas de desperdicios que se generan al día en la localidad.

La primera parte del relleno sanitario está lista para recibir 300 toneladas de desperdicios sólidos por día.

El proyecto incluye la construcción de tres celdas con capacidad para 750 mil toneladas de basura aproximadamente suficiente para operar durante cinco años, cumpliendo con las especificaciones que la normatividad ambiental exige.

HERIBERTO SANTOS BAENA