31 de octubre de 2013 / 05:31 a.m.

Al Apertura 2013 le quedan dos fechas, partidos que poco podrían importar, pero en Pumas se le quiere dar la mayor seriedad, porque se trata de dos clásicos. La primera cita es el domingo contra Chivas, y el último banquete será Cruz Azul en el Estadio Olímpico.

En Universidad no se vive una semana como antes, el hecho de que el equipo esté eliminado del torneo no genera la misma expectativa, los jugadores hablan de concluir el certamen de la mejor manera posible, buscar regalarle pequeñas satisfacciones a la afición, que en lo que va del año, ha tenido más ratos de frustración que de felicidad.

También se juega un poco de historia, pues la cosecha más pobre que ha tenido Universidad en torneos cortos es de 14 puntos en el Clausura 2005. Por ahora, la escuadra que dirige José Luis Trejo suma 10 unidades; es decir, que para no ser el peor equipo en la historia del club en los dos últimos juegos tienen prohibido perder. Además, hace más de 30 años que el club auriazul no vence a Chivas en Guadalajara, una losa que se puede hacer más pesada dado el momento actual del club.

Sin embargo, Luis Fuentes señaló que en Universidad no se piensa en estadísticas, sino en poner el orgullo y concluir el torneo con la mayor dignidad posible."Tenemos que pensar en salir de esta situación, no en estadísticas. Vamos con todo el entusiasmo porque el cierre tiene que ser digno para nosotros y la institución. El partido con Chivas va a ser muy complicado porque están en la misma situación que nosotros y quieren cerrar de la mejor manera".

Y aunque la directiva y el entrenador han manifestado que el club ya busca refuerzos, Fuentes confía en que se tomarán las mejores decisiones. "La directiva y el cuerpo técnico determinarán lo que se puede rescatar de esta situación. No soy quién para poner en tela de juicio lo que se diga. Percibo bien a mis compañeros, tranquilos, cada quien sabe qué dejó de hacer o qué está haciendo mal (sic). Hay que ser autocríticos para corregir, y a quien le toque estar en la cancha, levantar la mano para ser considerado en el siguiente torneo. Tenemos que enfocarnos en pelear para salir de esta situación".

Higinio Robles