4 de junio de 2013 / 03:09 p.m.

Ciudad de México • En México operan actualmente 409 casinos, pero sólo cinco de las 32 entidades federativas concentran 48 por ciento de esos establecimientos: Nuevo León (45), Baja California (41), el Distrito Federal (39), Jalisco (37) y el Estado de México (35).Oaxaca, Tlaxcala y Zacatecas son, en contraste, los únicos tres estados sin actividad de casas de juego autorizadas por la Secretaría de Gobernación.

De acuerdo con un informe que la Dirección General de Juegos y Sorteos de esa dependencia entregó a la Cámara de Diputados, 366 casinos más tienen ya la autorización federal para operar, pero por diversas circunstancias no han abierto sus puertas.

Otros 22 se encuentran temporalmente cerrados por el incumplimiento de la normatividad local en los estados de Chiapas (3), Coahuila (10) y Nuevo León (9).

La Secretaría de Gobernación ha expedido hasta la fecha un total de 32 permisos que a su vez amparan la apertura y operación de 775 establecimientos.

No obstante, tan solo siete de los 32 permisionarios tienen en conjunto las autorizaciones para operar 429 casas de juego, es decir, 55 por ciento del total.Destaca el caso de la Compañía Operadora Megasport, con permiso para operar 96 casinos, de los cuales 36 se encuentran abiertos y 60 más pendientes de entrar en actividad.

La Administradora Mexicana de Hipódromos cuenta a su vez con 65 locales autorizados (53 en operación y 12 por abrir); Entretenimiento de Chihuahua, con amparo de la justicia federal para operar 60 casas de juego (22 abiertas y 38 inactivas), y Apuestas Internacionales, con autorización para 55 establecimientos (22 en operación y 33 pendientes de instalación).

El permiso de Promociones e Inversiones Guerrero abarca 53 establecimientos (23 en actividad y 25 sin abrir aún), en tanto Atracciones y Emociones Vallarta cuenta con el visto bueno para operar 50 casinos (40 abiertos y 10 por abrir) y Entretenimiento de México dispone de autorización para 50 centros de apuestas (26 en operación y 24 inactivos).

Adicionalmente, la directora de Juegos y Sorteos, Marcela González Salas, informó a la Cámara de Diputados que la Secretaría de Gobernación detectó 26 casas de juego que operan sin permiso de la autoridad federal en diversas entidades del país.

Confirmó igualmente a los legisladores integrantes de la Comisión Especial de Juegos y Sorteos que la Procuraduría General de la República mantiene abierta la investigación de 32 denuncias por presuntos delitos en el otorgamiento de permisos para operar casinos.Respecto a las 409 casas de juego actualmente en operación, el informe entregado a los legisladores detalla que 28 de ellas se localizan en Sonora; 20, en Veracruz; 19, en Guanajuato; 16, en Sinaloa; 14, en Chihuahua; 12, en Coahuila; 12, en Puebla; y 11, en Quintana Roo.

Los estados de Querétaro y Yucatán registran a su vez ocho casinos activos cada uno; Colima y Tabasco, siete cada uno; Baja California Sur, Campeche y Guerrero, seis cada uno; Tamaulipas, cinco; Aguascalientes, Hidalgo, Morelos y San Luis Potosí, cuatro cada uno; Durango, Chiapas y Michoacán, tres cada uno, y Nayarit, dos.

Los diputados integrantes de la Comisión Especial de Juegos y Sorteos, encabezada por Ricardo Mejía, iniciarán a su vez esta semana una revisión exhaustiva de los expedientes relacionados con el otorgamiento de permisos para operar casas de juegos durante la administración de Felipe Calderón.

La comisión prevé igualmente un encuentro con el senador panista Roberto Gil Zhuart y ex funcionarios de la Secretaría de Gobernación para esclarecer las denuncias por el presunto tráfico de influencias en la concesión de múltiples autorizaciones entre 2006 y 2012.

* CLAVES

- La Comisión Especial de Juegos y Sorteos de la Cámara de Diputados prevé invitar a ex funcionarios de la Secretaría de Gobernación relacionados con el otorgamiento de permisos a casinos, como Obdulio Ávila, Araceli Barroso, Carlos Armando Reynoso y José Epigmenio Zermeño.

- La Asociación de Permisionarios Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuestas en México pidió a dicha comisión actualizar la ley en la materia, por considerarla obsoleta tras 66 años de vigencia sin cambio alguno.

FERNANDO DAMIÁN