2 de noviembre de 2013 / 04:13 p.m.

El futbol mexicano ha recuperado a su villano, al blanco ideal para las mentadas. El monstruo amarillo está de regreso y se está comiendo en pequeños bocados, sentado en el trono, a la liga.

América es hoy el mejor equipo de México, y lo es también del último año, los números así lo confirman pésele a quien le pese.

El antiamericanismo vive épocas crudas, salvajes, de afrenta. Y, hasta hoy, ha salido perdiendo teniendo que aguantar la humillación de ver cómo las Águilas vuelan cada vez más alto sin que nadie las frene.

Aquí te enumeramos cinco razones para odiar más al América:

Altos vuelos

1.- América está marcando tal diferencia en la liga que se pudo dar el lujo de armar dos equipos, uno para ser base de la selección nacional y otro para continuar disputando el Apertura 2013, y no perder la forma. Si bien desde la partida de Miguel Herrera y 10 de sus jugadores al Tri las Águilas bajaron su rendimiento, perdieron brillo, aún así, llegarán a la última fecha de la fase regular como superlíderes absolutos.

El más taquillero

2.- Todos quieran ver al América, no importa si es el titular o el cuadro B. El americanismo revivió de la mano de Miguel Herrera y sus seguidores se despegaron del sofá para regresar a la tribuna, mientras que la afición de sus rivales atiborra estadios con la esperanza de ver caer al gigante. Sólo dos (Santos y Tigres) se han dado ese lujo.

Base del Tri

3.- Se acabaron las épocas en que Pumas, Chivas o los equipos del norte eran la base de la selección nacional. Bueno, ya ni siquiera los "europeos", con todo y su jerarquía, lo son. El Tri se viste de verde, pero es de piel amarilla. Y si se califica al Mundial, aunque duela, habrá que agradecerle a las Águilas por salvar al futbol mexicano.

Equipo goleador

4.- Hasta antes del partido Santos de esta penúltima jornada, América es el segundo equipo más goleador de la liga con 30 goles, sólo detrás del Toluca de Pepe Cardozo que suma un tanto más. Las Águilas han anotado 17 goles en casa y 13 de visita, para confirmar que son espectáculo garantizado sin importar en que estadio jueguen.

El Azteca pesa

5.- Tras años en que cualquiera se paraba en el estadio Azteca para humillar al América ante su gente, América logró, bajo la tutela de Miguel Herrera, regresarle al Coloso de Santa Ursula su etiqueta de aduana insalvable para quien ahí se para. Los rivales sufren en la casa americanista. El equipo es amarillo es el mejor local de la temporada con marcha perfecta en siete partidos disputados al momento en su terruño.

Ricardo Magallán