17 de marzo de 2013 / 08:55 p.m.

Gerald Ciolek ganó el domingo sorpresivamente el clásico Milán-San Remo, en una carrera severamente afectada por las malas condiciones climáticas en el norte de Italia.

Ciolek superó al favorito Peter Sagan en los últimos metros para ganar la competencia de 298 kilómetros (185 millas) en 5 horas, 37 minutos, 20 segundos.

La carrera debió ser acortada en unos 45 kilómetros, eliminando el paso de montaña de Turchino y la trepada clave de Le Manie, debido a la intensa lluvia y nieve en la ruta. Varios ciclistas abandonaron.

Los autobuses de los equipos tuvieron que transportar a los corredores desde la altura del kilómetro 117 hasta el kilómetro 130, donde se reanudó la competencia hasta la meta.

Tom Boonen, el ganador del 2011 Matthew Goss y Vincenzo Nibali estuvieron entre los que abandonaron.

Ap