28 de junio de 2013 / 01:12 a.m.

Monterrey • Los empresarios del transporte de carga y el municipio de Monterrey acordaran la próxima semana el esquema de circulación de estas unidades por la capital del estado.

Al acusar que el gobierno de Nuevo León no ha tomado cartas en el asunto, la autoridad municipal confirmó que en breve concluirán un estudio que arrojará opciones para que convivan las unidades de carga pesada y el automovilista particular.

“Se van a fijar tanto rutas como tiempos en los que este transporte va a poder circular al menos por las avenidas de Monterrey, este estudio está a punto de concluir, tendremos una reunión ya la próxima semana y en ese sentido, junto con ellos, vamos a estar planteando esa situación”, indicó Sandra Pámanes, secretaria del Ayuntamiento regio.

Las negociaciones se dan en medio de la crisis generada por los accidentes que tráileres han protagonizado en el área metropolitana, algunos de ellos con saldo fatal.

Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey, arremetió contra el estado al considerar que es la falta de voluntad del gobierno encabezado por Rodrigo Medina de la Cruz la que impide que estas unidades salgan de la circulación.

En forma concreta, reclamó que a la fecha no se hayan disminuido las tarifas del Anillo Periférico, lo que evitaría a los transportistas atravesar la ciudad y minimizaría los percances viales.

“No vemos voluntad de poder atender esta situación que es tan importante para nuestro estado, y en particular para la zona metropolitana de Monterrey, nosotros estamos teniendo que subsidiariamente, atender esta situación, esta problemática”, sostuvo.

Destacó que si el Anillo Periférico se habilitara, todas las unidades que viajan de Tamaulipas y pasan por Nuevo León hacia su destino final tomarían esta ruta a la altura del municipio de Allende.

Cuestionó además que el gobierno local presuma los avances en materia de fomento a los empresarios y, por otra parte, ignore una petición concreta que beneficiaría no solo a los transportistas, sino también al ciudadano común.

“No podemos hablar que apoyamos la competitividad, el desarrollo económico de nuestro estado si no estamos poniendo las condiciones para que se dé el mismo y si estamos ahorcando en este caso a quienes son los encargados de surtir los insumos no nada más en la ciudad, sino en nuestra región”, manifestó.

Agregó que la falta de respuesta por parte del estado provocó que el municipio interviniera en forma directa y buscara una solución de la mano con los transportistas a fin de evitar nuevos accidentes con víctimas mortales.

LUIS GARCÍA