Luis García 
31 de julio de 2013 / 02:44 a.m.

 

Monterrey.-   • La Ciudad Laboral anunciada la semana pasada tendrá un período de retorno de 25 años, anticipó el secretario del Trabajo, Héctor Morales Rivera.

El proyecto contempla el uso de dos hectáreas del complejo ubicado en la colonia Fierro, en la avenida Churubusco y la calle Jesús M. Garza, restando una extensión similar para mantener elcrecimiento al cabo del cuarto de siglo.

“Estimamos que va a dar suficiencia, va a tener capacidad para atender la demanda de los asuntos relacionados con la justicia laboral y con todo el ámbito laboral del estado durante mínimamente los próximos 25 años. Vamos a tener el doble de superficie para el desarrollo y el crecimiento en los años por venir”, refirió el funcionario estatal.

Morales Rivera indicó que la necesidad de una Ciudad Laboral fue marcada por los propios sindicatos, organizaciones y cámaras empresariales, además del crecimiento exponencial en el número de casos ventilados ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

El edificio que alberga actualmente esta dependencia data de 44 años atrás, explicó el secretario del Trabajo, al señalar que ya resulta insuficiente.

“Había la atención de alrededor de 2 mil asuntos en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

La población actual es de más de 4 millones 800 mil habitantes, hay cerca de un millón 300 mil trabajadores registrados formalmente en el IMSS, 58 mil patrones registrados formalmente.

“Y se reciben diariamente en el actual inmueble alrededor de entre 2 mil 500 y 3 mil personas que realizan gestiones, atienden diligencias o citatorios, que van a establecer un convenio…y ante esa demanda (se requiere la obra)”, puntualizó.

A la fecha, esos 2 mil asuntos ventilados se han convertido en 90 mil, informó el funcionario estatal, complicando así la operatividad de las instalaciones actuales.Por ello, el funcionario demeritó las declaraciones del diputado local del PAN, Enrique Barrios, en las que advertía que la construcción de la obra era para favorecer a empresas del ramo que durante años han sido las favoritas del Gobierno del Estado.

El legislador albiazul sostuvo que nadie solicitó un complejo de esta envergadura, de ahí que su edificación levantaba suspicacias.

“Quizá por ignorancia se piense que hay algunas otras motivaciones, las motivaciones que se tienen son las que estoy mencionando (…) yo invitaría, si acaso no se han asomado por ahí o no conocen el Tribunal de Justicia Laboral, invitaría a quienes están pensando con escepticismo, a que se den una vuelta simplemente a las 10 u 11 de la mañana”, concluyó.