3 de marzo de 2013 / 01:22 a.m.

Monterrey.- • Pese a que su labor principal es proteger y vigilar a la población, los elementos policíacos del área metropolitana carecen de la confianza de muchos de los ciudadanos, mismos que dijeron incluso ser víctimas de acoso y extorsión por parte de los uniformados.

Durante un sondeo realizado en varios sectores del área metropolitana, la población mencionó sentirse segura en algunos municipios y solamente con algunos rangos de seguridad, como lo son los elementos de la Secretaría de Marina o el propio Ejército Mexicano, aunque agregaron que cuando se trata de policías municipales la confianza está por los suelos.

Carlos Guzmán, un joven de 23 años, menciona que, un día, unos metros antes de llegar a su casa, lo interceptó una patrulla de la Policía de Monterrey, en donde sus elementos asignados le pidieron 200 pesos por su libertad y no llevarlo a barandilla por portación de droga, misma que, señala, él no portaba.

Al escuchar que lo buscaban detener sin motivo, una vecina salió a defenderlo y, posteriormente, el resto de los vecinos, quienes lograron que soltaran al joven y la patrulla huyera.

“Si yo en verdad hubiera cometido el delito, si en verdad yo hubiera traído droga, yo creo que no hubiera importado que salieran vecinos y familiares, ellos como autoridad me hubieran trasladado, pero no fue así, y ya ni siquiera porque traía en la mano las bolsas de un supermercado”, afirmó.

Otros simplemente no confían en la autoridad por completo, como Juan Garza, quien si bien se siente seguro en el municipio de Guadalupe, reconoce que los uniformados de dicha localidad durante varios meses dejan mucho que desear, aunque se requiere que esta confianza sea plantada en las autoridades.

REDACCIÓN