15 de enero de 2013 / 09:09 p.m.

Guerrero • Empresarios de la cabecera municipal de Ometepec y habitantes de la comunidad de Tierra Blanca instalaron retenes en sus principales entradas para repeler la acción de los grupos del crimen organizado, que además de cobrar el derecho de piso comenzaron a pedir la entrega de mujeres como forma de tributo.

El primer brote de inconformidad armada en Ometepec, municipio del que es originario el gobernador Ángel Aguirre Rivero, se registró en la comunidad de Tierra Blanca, donde los habitantes cuentan con pocas armas de fuego, pero tienen machetes, palos, piedras y el valor para defender a sus mujeres e hijas.

Eduardo Montaño Salinas, ex alcalde de Ometepec y diputado local del PRI, confirmó que desde el fin de semana en la comunidad de Tierra Blanca los habitantes instalaron retenes y barricadas en sus principales accesos.

La razón, que un grupo de delincuentes ordenó la entrega de las mujeres jóvenes para su disfrute personal, de lo contrario los supuestos sicarios matarían a todos los integrantes de las familias.

En el primer puesto de revisión que se colocó en este municipio que se ubica sobre la carretera federal que va hacia Pinotepa Nacional la pobreza de los lugareños.

Rogelio Agustín Esteban