10 de marzo de 2013 / 01:59 a.m.

Guerrero • Familiares, autoridades municipales y dirigentes del PRD exigieron que se ubique, detenga y sancione a los autores del asesinato cometido en agravio del síndico de Iguala Justino Carvajal Salgado, Sobrino del ex alcalde de Acapulco Félix Salgado Macedonio.

El cuerpo de Carvajal Salgado, político y empresario arraigado en la cuna de la bandera nacional fueron velados en una funeraria particular ubicada sobre la carretera que va hacia Taxco de Alarcón.

La familia decidió guardar silencio y pidió respeto en el momento de duelo que atraviesa, se limitó a recibir las condolencias de la clase política del municipio y la dirigencia estatal del PRD, partido en el que militó la mayor parte de su vida.

Entre los dolientes se pudo ubicar a al alcalde José Luis Abarca Velásquez, quien reconoció que logró imponerse en las urnas en los comicios de 2012 gracias al respaldo que recibió de Justino, así como del grupo que lo impulsó en el proceso interno del partido amarillo.

Manifestó que hasta el momento no se tienen pistas relacionadas con el móvil del crimen ocurrido la noche del viernes, aunque reconoció que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) ya realiza su trabajo y que a pesar de la confusión que todavía existe, ha pedido que se tenga paciencia para esperar los resultados.

A pesar de que dos semanas antes del asesinato Carvajal fue interceptado por un grupo de hombres armados que lo golpeó, este no pidió que se le asignara seguridad ni denunció la supuesta agresión.

“El era una persona tranquila, no tenía problemas con nadie, yo tuve muchas entrevistas con él, nunca me dijo que estuviera amenazado por nada”.

Comentó que se comunicó telefónicamente con el secretario general de Gobierno, Humberto Salgado Gómez y le reportó lo sucedido, después el funcionario giró indicaciones a la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

El primer edil sostuvo que Iguala es una ciudad “aparentemente tranquila”, que no había sufrido situaciones como la del viernes, lo que generó mucha consternación en la población del lugar.

Explicó que Justino era el segundo síndico, bajo su responsabilidad estaba la vigilancia de las cuestiones administrativas del cabildo y por lo tanto, no se relacionaba con actividades del tema de seguridad pública.

Explicó que este domingo 11 de marzo el féretro de Justino abandonará el velatorio para trasladarse al ayuntamiento, en donde se montará una guardia de honor para posteriormente hacer una parada en la casa familiar, posteriormente se le trasladará al panteón de la localidad y habrá un mensaje de agradecimiento para todos los que manifestaron sus condolencias en cuanto supieron del hecho.

PRD exige no descartar móvil político

El dirigente estatal del PRD, Carlos Reyes Torres reconoció que el atentado contra Carvajal genera mucho dolor entre las diferentes expresiones de izquierda guerrerense.

“La verdad esto nos duele mucho, porque nuestro compañero viene de una familia que le ha aportado mucho a la izquierda y el PRD, esto nos ha lastimado y exigimos justicia, esperamos pronto que haya resultados y castigo a los responsables”.Aunque haya actores de la vida pública que lo nieguen, Reyes Torres enfatizó: “Esto tiene connotación política, toda vez que ha sido un político; actualmente fungía como síndico de un municipio muy importante, entonces impacta en lo político”.

Agregó: “Quien haya hecho esto nos demuestra que so capaces de pegarle a cualquier persona, sin importar el cargo que se tenga y sin lugar a dudas que es muy grave”.Reconoció que Carvajal era un político valioso, por lo que solicitó que esa línea no se descarte al momento de realizar la investigación, para efecto de que haya claridad al momento de conocer los resultados.

Reyes Torres manifestó que Justino informó al comité de una agresión que sufrió hace aproximadamente tres semanas por parte de un grupo de hombres armados, aunque les dijo que se trataba de un intento de robo y por lo tanto, descartó que estuviera en riesgo su vida.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN