25 de octubre de 2013 / 06:27 p.m.

Se disputará la edición 226 en partido oficial del clásico español entre Barcelona y Real Madrid, platillo que tendrá nuevos ingredientes en esta fecha 10 de la Liga de España 2013-2014.

La cancha del Camp Nou será el escenario de este atractivo compromiso que acapara las miradas del mundo gracias a la inclusión de grandes figuras como el argentino Lionel Messi, por parte de los culés, y el portugués Cristiano Ronaldo, del lado madridista.

A los dos mejores jugadores del orbe se les sumará mañana el aporte del brasileño Neymar, del Barça, y del galés Gareth Bale, de Real Madrid, fichajes estrellas de cada equipo que vivirán este tipo de partidos por vez primera.

Además de esos dos elementos, en el banquillo habrá técnicos que de igual forma experimentarán lo que es un clásico español, el argentino Gerardo "Tata" Martino, por los catalanes, y el italiano Carlo Ancelotti, por los capitalinos.

Ambos clubes sostendrán este sábado un duelo de poder a poder en la Ciudad Condal, en el cual siempre se juega más que los tres puntos, así lo han dejado ver sobre todo ambos clubes en las últimas ediciones.

Aunque ya no está el condimento del estratega portugués José Mourinho, ex del Real Madrid, el partido no bajará de intensidad y como es habitual el pronóstico es reservado; aunque futbolísticamente el Barça ha mostrado más, en los últimos cotejos los "merengues" han adquirido confianza con victorias.

Barcelona llegará con dos cotejos en fila sin ganar, un empate 0-0 la pasada jornada ante Osasuna y otro el martes, 1-1 contra AC Milan en Champions, mientras que los "blancos" suman cuatro triunfos en sus últimos compromisos, dos en Liga y un par más en el torneo continental.

Sin duda que el ataque de ambos clubes dependerá de Messi y Ronaldo, pero también del trabajo defensivo, donde tal vez Real Madrid tiene más garantías, más aún porque del lado culé es duda la participación de Gerard Piqué, aunque hace poco recuperó a su capitán Carles Puyol.

En mediocampo los blaugranas tienen ventaja y no es por calidad, donde hay mucha igualdad, sino por el hecho de que los "cerebros" Andrés Iniesta y Xavi Hernández se conocen de maravilla y en cualquier momento son capaces de desequilibrar el partido.

Los dos equipos están obligados en vencer al acérrimo rival, Barcelona por ser local, pero Real Madrid quiere sumar la victoria para darle alcance a los culés, que marchan en la cima de la clasificación invictos con 25 puntos, por 22 de los "merengues".

Por los de casa, está en duda la inclusión en el once inicial de Pedro Rodríguez o el chileno Alexis Sánchez, así como la participación de Piqué; de Real Madrid se desconoce si Bale estará de inicio, al igual que el francés Karim Benzema.

En el balance histórico, en 225 partidos, Real Madrid ostenta 90 victorias por 87 del Barcelona y 48 empates. Los blancos tienen 379 goles a favor por 364 de su acérrimo rival. Mañana se escribirá un capítulo más de esta rivalidad en el Camp Nou.

Notimex