14 de octubre de 2013 / 11:36 p.m.

Para el estratega de los Diablos Rojos del Toluca no hay tiempo que perder, estando tan cerca de la liguilla desea conseguir su boleto lo más pronto posible, por eso la encomienda para el duelo de este domingo en casa será quedarse con las tres unidades en disputa, aun cuando reconoce que su rival en turno, Tijuana, es un oponente complicado.

El estratega de los choriceros sabe que tres puntos en esta jornada los tendrían prácticamente con su primer objetivo cumplido, una clasificación que les permitiría trabajar más tranquilos en busca del título del Apertura 2013.

"Nos enfocaremos en el partido ante Tijuana, va a ser clave porque ganando conseguiremos un lugar en la liguilla, va a ser un partido fundamental y ya después es mucho más fácil planificar porque estando en la liguilla se facilita todo, por eso sabemos que este juego del domingo es clave y vamos a estar de ello, con una semana de trabajar duro, corregir errores y buscar el equipo que pueda ganar y jugar bien el domingo".

Pero no sólo se viene un juego trascendental para los Diablos, sino partidos decisivos en su futuro, tanto en la liga doméstica como en la internacional.

"Hemos hecho trabajo de fuerza en la semana pensando que después se juega domingo, miércoles y sábado, el equipo llegará bien porque esos tres partidos son fundamentales en nuestras aspiraciones porque ahí se va a decidir nuestro futuro en el tema de la liguilla, si ganamos el domingo prácticamente estamos calificados y el miércoles ganando estamos en la siguiente etapa de la Copa de Concacaf".

SIN EXCUSAS

Para el técnico de los Diablos la semana de receso en la liga fue benéfica, por eso no pone pretextos de falta de ritmo pues es una condición que tendrán todos los equipos de la liga.

"Viene un partido difícil ante Tijuana, complicado porque es de los que apuestan a ganar, pero Toluca jugando como local debe funcionar como estamos acostumbrados, presionar, hacer lo nuestro y respetando al rival pero creyendo en nuestra capacidad", explicó.

Y añadió: "todos los equipos dejaron de jugar entonces esa pérdida de ritmo puede ser para todos, creo que esas son excusas, a nosotros nos sirvió mucho en recuperar jugadores, nos dio tiempo de trabajar en específico con algunos jugadores y para nosotros fue favorable".

AMÉRICA DA EL SAZÓN

Aunque Cardozo se concentra en su partido de este fin de semana, de reojo observa el buen paso de América, oponente contra el que cerrará el torneo regular y en el cual reconoce a uno de los equipos que mejor juegan en este momento, un club que le pone un sabor distinto a la temporada.

"Hace más atractivo al campeonato que un equipo como América ande bien, pero nosotros estamos enfocados primero a lo nuestro, en fortalecernos y después en los rivales que viene, América pasa por un gran momento y después vamos tener la posibilidad de jugar con ellos el último partido y lógicamente nos mediremos cómo estamos, porque enfrentar a un equipo que pasa por buen momento y hacerlo de igual a igual, ahí uno saca conclusiones para el equipo".

Por último, Cardozo tuvo halagos para el centro delantero del América, Raúl Jiménez, al que considera el mejor 9 mexicano del futbol nacional.

"Es un delantero que me gusta mucho, para mí es el mejor 9 mexicano que hay, tiene buena movilidad, cabecea bien, con buen físico, tiene oficio, olfato de goleador, desde que lo observé me gusta mucho por su posición porque me gusta el 9 que tenga movilidad y picardía para definir sin fijarse como, sino solo definir".

Jesús Quezada