13 de mayo de 2013 / 10:02 p.m.

Naucalpan de Juárez • Autoridades municipales de Protección Civil y Normatividad en coordinación con la Secretaria de Defensa Nacional (Sedena), clausuraron 11 negocios, entre bares y cantinas, por que operaban fuera de la normatividad reglamentaria, varios carecían de las medidas de seguridad requeridas y podrían ser un peligro para clientes, empleados y los mismos dueños.

Los establecimientos clausurados se ubican en la colonia El Molinito, especificó el alcalde David Sánchez Guevara.

“"De acuerdo con los reportes que tenemos, se detectaron anomalías con la venta de alcohol a menores de edad, falta de licencia de funcionamiento, carencia de espacios de estacionamiento, hasta uno que operaba con una razón social distinta a la que autorizada"”, precisó.

El operativo inició a las 22 horas del sábado a y concluyó la madrugada del domingo.

El alcalde Sánchez Guevara, explicó que el dispositivo se realizó, tras “"formalizar una coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México, y la policía municipal"”, precisó Sánchez Guevara.

Agregó que los operativos continuarán en el municipio, “"no sólo para verificar las condiciones de operación de los antros, sino para disuadir los actos delictivos en estos lugares y contribuir a una mayor seguridad en el municipio.

Ayer, el alcalde informó que en el operativo conjunto, de inspección, supervisión y clausura, participaron agentes de las policías estatal y municipal así como personal de Normatividad y Protección Civil del gobierno de Naucalpan.

Los negocios cerrados, que se ubican en la colonia el Molinito son: La Roca, el cual no tenía a la vista la licencia de funcionamiento y falta de estacionamiento; La Terraza, donde se detectaron irregularidades en su documentación; El Puente por falta de licencia de funcionamiento, además de Mi Jacalito, La Bahía, Los Amigos, La Victoria, La Princesita, entre otros, reseñó.

Durante el operativo se detectaron una serie de anomalías que sus propietarios debieron subsanar y no lo hicieron, afirmó el edil.

Justificó las medidas adoptadas al señalar que en algunos establecimientos no cuentan con plan de emergencia, extintores, botiquín, puertas de emergencia, ruta de evacuación, ni dictamen de instalaciones eléctricas.

ANA SALAZAR