30 de noviembre de 2013 / 01:34 p.m.

Monterrey.- Mediante un operativo formado por más de 50 marinos, elementos de la Policía Regia y del departamento de Inspección y Vigilancia se llevó a cabo la clausura del Bar en Catrín en la zona sur de la ciudad.

Durante las acciones, los representantes de los medios de comunicación, fueron agredidos por el personal para impedir que se captaran las acciones que realizaban al interior del antro e incluso fuera de este, el cual está ubicado en la avenida Filósofos y avenida Del Estado.

De acuerdo con la versión del propietario del antro, quien se identificó como Abel Ocañas, las acciones fueron el represaría por la denuncia que interpusieron en contra de Florentino Rodríguez titular del departamento de Inspección y Vigilancia lo que dio pie a la averiguación 143-2013 por la violación a las leyes de amparo y que al parecer ya fue consignada por la PGR al Juzgado primero en materia penal.

Uno de los marinos informó en primera instancia que se trataba de un operativo para revisar que no hubiera armas al interior ya que una denuncia anónima les informó que al interior se encontraban personas armadas.

Sin embargo posteriormente arribaron elementos de la policía de Monterrey con perros adiestrados y presuntamente encontraron un envoltorio en la barra del negocio conteniendo droga, paquete que presuntamente fue sembrado por los uniformados según la versión del propietario.

Las acciones se iniciaron cerca de las 00:30 y concluyeron dos horas después, acciones en las que mujeres policías revisaban físicamente a las mujeres que se encontraban al interior del negocio, y los varones también eran revisados.

Luego de casi dos horas salió del negocio del responsable de Inspección y vigilancia de Monterrey Florentino Rodríguez quien se negó a dar cualquier tipo de declaración sobre las acciones que se realizaron en el negocio, siendo los momentos en que personal de su escolta y policías de Monterrey atacaron a golpes a medios de comunicación incluso uno de los elementos golpeó a su propio compañero con un arma larga al intentar agredir a un camarógrafo.

Posteriormente personal de municipio de Monterrey impuso los sellos de clausura temporal y otros de clausura definitiva al negocio en mención.

Alberto Vázquez