29 de abril de 2013 / 05:06 p.m.

Uno de los centros nocturnos mejor ubicados en esta ciudad, fue clausurado por las autoridades este fin de semana, debido a su insistente incumplimiento para reunir los requisitos de seguridad exigidos por la ley, que en caso de un incendio, temblor o explosión, permitiera resguardar la integridad de los asistentes, en su mayoría adolescentes.

Personal del Instituto de Protección Civil del Gobierno de Morelos, acudieron a la negociación ubicada en la colonia Vista Hermosa, una de las mejores zonas de la ciudad, para cerrar el lugar, que no podrá ser reabierto hasta que cumplan con las medidas exigidas como son salidas de emergencia, señalización y accesos y salidas libres todo el tiempo, susceptibles de ser utilizadas en caso de emergencia.

De acuerdo a reportes, Bar Shine ha sido escenario de diversas peleas entre jóvenes así como de una de tiroteos. La negociación fue instalada luego de que el ex mandatario de Morelos, Sergio Estrada Cajigal Ramírez determinaron cerrar un restaurante de mariscos que el ex funcionario público había instalado pocos meses antes de salir del Gobierno en 2006. Se llamaba “El Rincón de Mar”.

“Bar Shine”, aunque no fue sancionado por recibir menores, es una de decenas de negociaciones en Cuernavaca que impulsan el acceso a menores de edad, así como el consumo de alcohol entre los adolescentes, según testimonios de asistentes al sitio.

La directora del Instituto Estatal de Protección Civil, Georgina Martínez Latisnere, explicó que de forma permanente se supervisan establecimientos y con antelación se solicita la documentación que acredite el cumplimiento de las normas de seguridad, y en este caso no se cumplió con este requerimiento hecho por la autoridad.

“Este tipo de establecimientos, así como restaurantes, hoteles, escuelas, guarderías, balnearios, deben cumplir con los lineamientos de protección civil, nosotros hemos estado haciendo revisiones, no se trata de cerrar fuentes de empleo, pero si tenemos que ser muy cuidadosos del cumplimiento de la norma, para evitar experiencias desagradables”, explicó la funcionaria.

Aclaró que estas acciones no buscan cerrar establecimientos de manera autoritaria, por el contrario, se trata de que las empresas cumplan adecuada y puntualmente con los requerimientos y las normas de protección civil para garantizar tanto a los usuarios como a los trabajadores, las condiciones seguras durante su estancia en el establecimiento.

David Monroy