26 de julio de 2013 / 01:58 a.m.

Oaxaca • La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), realizó la clausura de unos baños que se construían indebidamente sobre una playa del destino turístico de Puerto Escondido.

El delegado de la dependencia Tomás González Illescas, informó que la clausura de la obra la realizaron inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), que certificaron que dichos trabajos sanitarios no contaban con un estudio de impacto ambiental.

Indicó que la obra era realizada por la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Sustentable (Sinfra) dependiente del gobierno de Oaxaca, quien reportó que realizaba en la zona unos baños para la playa de “Zicatela”.

Reportó que en lo va del año se han aplicado al menos 30 procedimientos por invasión y contaminación de playas que han derivado en multas y sanciones de tipo administrativas y hasta denuncias de tipo penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), por el uso indebido de la zona de reserva federal.

González Illescas adelantó que también se ha iniciado una revisión minuciosa de todos los permisos de obras otorgados en los últimos meses y años, con la intención de cancelar aquellos que estén fuera de norma.

En tanto un grupo de empresarios del ramo hotelero y prestadores de servicios exigieron a la Semarnat y la Profepa se clausure la construcción de una discoteca que se pretende edificar sobre una zona de reserva federal, dentro de la misma playa de Zicatela.

Afirman que la construcción de concreto sobre la playa puede generar un trastorno grave al entorno natural, además de que modifican la formación de las olas que son el atractivo principal de la zona.

Los inconformes dirigidos por Roberto Olegario, de la Asociación de Hoteles y Moteles de Puerto Escondido, refieren que la discoteca se pretende levantar en la zona hotelera, donde advierte se ha reportado un alto impacto al medio ambiente por la ausencia de una desfogue de las aguas negras.

ÓSCAR RODRÍGUEZ