4 de abril de 2013 / 12:23 p.m.

Monterrey • En un impresionante operativo en el que participaron autoridades de los tres niveles de gobierno, fue clausurado de manera temporal un “"table dance"” al nororiente de Monterrey, desalojando a empleados y clientes que en esos momentos se encontraban al interior del local.

Fue poco después de la media noche, cuando el convoy conformado por Marina Armada, Elementos de Fuerza Civil, Policía Regia y PGR, arribaron a las instalaciones del mencionado bar denominado “"El Charro Mens Club"”, que se ubica en las avenidas Félix U. Gómez y la avenida Magnolia, en la colonia Reforma.

Algunos elementos portando armas largas, quedaron afuera del negocio resguardando las unidades que llegaron al sitio para iniciar con las acciones, para evitar contratiempos.

Los clientes y empleados se sorprendieron por la magnitud del operativo en donde acudieron también elementos de Protección Civil de Monterrey para revisar las medidas de seguridad del lugar, para evitar accidentes en caso de contingencias.

En tanto que los elementos de la PGR, revisaron a clientes y empleados en busca de armas y droga, pero no se informó sobre alguna detención por este tipo de situaciones.

El convoy se estacionó sobre la avenida Félix U. Gómez en la circulación de norte al sur, cerrando el paso vehicular de la lateral de esta importante arteria mientras se realizaban las acciones dentro del negocio por parte de las autoridades.

Una hora y media después, los clientes, bailarinas y empleados fueron desalojados del local para bajar las cortinas y colocar los sellos de clausura temporal el mencionado negocio ya que según trascendió por una fuente cercana al operativo, que el negocio cuenta con el permiso estatal del alcoholes vencido.

Elementos de la PGR y de la Marina, con lámparas trataban de evitar que se captaran las imágenes de las acciones que se encontraban realizando al momento en que desalojaban a los empleados del negocio y algunas bailarinas.

Luego de terminaron el operativo, el convoy de autoridades se retiró de este sitio dejando solamente una unidad de la policía Regia con dos elementos para vigilar durante parte de la madrugada el antro y para evitar que no fueran violados los sellos.

ALBERTO VÁSQUEZ