18 de enero de 2013 / 12:11 a.m.

El servicio se ofrecerá a todos los habitantes y trabajadores del municipio y tendrá un costo de 900 pesos por sesión.

 Santa Catarina • Con la finalidad de atender a la población de Santa Catarina que padece problemas renales, la Clínica de Servicios Médicos del municipio de Santa Catarina ofrecerá servicio de hemodiálisis a los habitantes y trabajadores municipales.

En el acto inaugural estuvieron el alcalde Víctor Pérez Díaz y el rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Jesús Áncer, así como el empresario Jaime Benavides Pompa, quienes cortaron el listón de la sala "Sra. Bertha María Villarreal de Benavides".

"Es una unidad que nos da capacidad para ayudar económicamente a la gente que necesita este servicio", explicó el munícipe, "ya que el costo del procedimiento para estar eliminando las toxinas de la sangre, funciones que no hacen en su momento los órganos, es caro".

El edil mencionó que la implementación de este tratamiento "representa un ahorro del 70 por ciento al municipio, debido a que anteriormente se tenía que subrogar este servicio a los derechohabientes por no contar con el equipo necesario".

Por su parte el director de establecimiento médico, Salvador Pinales Ramírez, mencionó que, aunque el equipo es rentado, "del millón y medio de pesos anuales que se pagaban por hemodiálisis, ahora sólo se gastarán 470 mil pesos".

Como una manera de apoyo a la comunidad de Santa Catarina, el servicio especial de hemodiálisis queda a disposición de cualquier ciudadano que requiera este tipo de tratamiento, pero a un precio muy por debajo de lo que suele costar en el sector privado, donde supera los 24 mil pesos mensuales.

"Va a costar 900 pesos (por sesión) para las familias o para la persona que en un momento dado sufra de alguna enfermedad que necesite este servicio", declaró el presidente municipal.

Sostuvo Pérez Díaz que la clínica tiene tres pacientes que reciben tres sesiones de hemodiálisis por semana, pero hablando de todo el municipio el alcalde afirmó que solo en Santa Catarina hay cerca de 12 mil personas que requieren de este tratamiento.

LORENZO ENCINAS