5 de enero de 2013 / 03:32 p.m.

México  La Comisión Nacional de los Derechos Humanos llamó nuevamente a la Comisión Estatal de Derechos humanos a aceptar la recomendación sobre los hechos ocurridos en el casino Royale y la invitó a colaborar en los casos que aún están pendientes.

El pasado miércoles la CNDH solicitó al Congreso local citar a la titular de la CEDH para que explicara los motivos por los que no se aceptó la recomendación 66/2012, emitida por los hechos del 25 de agosto de 2011, en los que fallecieron 52 personas y al menos 11 resultaron lesionadas.

La CNDH indicó haber constatado que hubo violaciones a derechos humanos atribuibles a los tres ámbitos de gobierno.

Además observó que la Comisión estatal “realizó una actuación irregular para seguir investigando el asunto, cuando en términos legales la competencia surtía en favor de la Comisión Nacional”.

Al respecto la ombudsman Minerva Martínez Garza ha manifestado su negativa a recibir la recomendación y los señalamientos de no haber colaborado con la CNDH, además de no aceptar la autoridad que tiene la Comisión Nacional para haber investigado ese caso.

UN EXTRAÑO ACCIONAR

El primer visitador Luis García manifestó en entrevista con MILENIO que la actitud de la responsable de la comisión de Nuevo León es de “extrañarse”, porque ha omitido colaborar con la CNDH.

“Cuando de lo que se trata es de recibir el mayor apoyo de los organismos protectores de los derechos humanos en las investigaciones para salvaguardar los derechos de las víctimas”, agregó.

Y explicó que la ley es clara al establecer que si en la violación de derechos humanos están involucrados los tres niveles de gobierno, la investigación la debe realizar la CNDH “para no generar incertidumbre” y las comisiones estatales deberán de colaborar con la CNDH para que sea ésta la que determine.

Además, indicó el primer visitador que la comisión estatal, pese a que los hechos ocurrieron en agosto de 2011, “no ha hecho señalamiento alguno, ni emitido recomendación. Y es extraño que después de tanto tiempo no lo haga y deje vulnerables a las víctimas. Por eso la actitud asumida causa extrañamiento y es de lamentarse, porque no contribuye a una cultura del compromiso por los derechos humanos y sobre todo por los derechos de las víctimas”.

El Congreso, recordó, es la única instancia que queda para que la titular responda ante los cuestionamientos que se le han formulado.

Luis García convocó una vez más a la Comisión estatal aceptar la recomendación 66/2012 tal cual, y colabore con la CNDH para que los asuntos que se tienen pendientes en la entidad “se trabaje de mejor manera y sobre todo en beneficio de las víctimas de los derechos humanos”.

— EUGENIA JIMÉNEZ