28 de junio de 2013 / 01:48 a.m.

Oaxaca • Maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y organizaciones que integran la nueva APPO, ahora rebautizadas como Frente Amplio de Lucha Social, este viernes saldrán a la calle en brigadas móviles.

Su propósito es desmontar, retirar y destruir propaganda de los diferentes candidatos a diputados y presidentes municipales en espectaculares, bardas y equipamiento urbano de la capital y en diferentes plazas públicas de la entidad, para boicotear el proceso electoral en curso.

El secretario de Relaciones y Alianzas con Organizaciones Sociales del magisterio, David Estrada Baños, informó que al menos 225 organizaciones, aglutinadas en la nueva APPO, desplegarán el operativo de “limpieza” electoral.

Detalló que se ha decidido revivir las llamadas brigadas móviles para realizar el desmonte de la propaganda política de los diferentes partidos.

En tanto, el consejero appista Gustavo Adolfo López, aclaró que para evitar incurrir en un delito electoral, solo se retirará la propaganda de donde esté insertada y se trasladará a la sede de los diferentes partidos políticos para que sea reciclada.

Dijo que se consulta a poco más de 100 ayuntamientos, para invitarlos a que rechacen la instalación de casillas en sus respectivas demarcaciones, a la par que se organiza el acordonamiento de las sedes de los diferentes consejos electorales distritales y municipales, con la intención de alcanzar un acuerdo para que estos se declaren como indefinidos a partir del próximo 5 de julio.

Ante esa amenaza de posible destrucción de propaganda electoral de las calles, la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca anunció que montará y desplegará un operativo con la presencia de agentes del Misterio Público móviles para recibir cualquier tipo de denuncias o quejas por el retiro de la misma.En tanto, los dirigentes estatales de la coalición construida por el PAN, PRD y PT se abstendrán de hacer algún tipo de denuncia penal contra los maestros y los activistas del Frente Amplio de Lucha Social, por la eventual destrucción de su propaganda electoral.

Juan Mendoza y Rey Morales, dirigentes del PAN y PRD, respectivamente, afirmaron que se abstendrán a denunciar cualquier tipo de vandalismo electoral cometido tanto por docentes como por organizaciones aliadas ante las autoridades ministeriales y de justicia, en una muestra y acto de buena voluntad y en ánimo de alcanzar un diálogo para resolver y encauzar las exigencias de los inconformes.

Incluso invitaron a los profesores a que sus reclamos los lleven a los diferentes candidatos a diputados y presidentes municipales de la coalición construida por el PAN. PRD y el PT, para incluirlos dentro de sus respectivas agendas de trabajo.

Mendoza Reyes indicó que integrar una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales contra profesores o appistas, por la destrucción de la propaganda política de sus respectivos candidatos, sería en estos momentos incurrir en una provocación más para generar un conflicto que no existe en Oaxaca contra los educadores.

ÓSCAR RODRÍGUEZ