25 de agosto de 2013 / 04:36 p.m.

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull), ganador en el Gran Premio de Bélgica y líder del Mundial de Fórmula Uno, aseguró hoy en el podio del circuito de Spa-Francorchamps que su monoplaza funcionó "mejor" de lo esperado en la carrera, que se convirtió en su quinta victoria del curso.

"Hemos podido controlar muy bien la carrera, el coche estuvo mejor de lo que esperábamos", aseguró el campeón alemán desde lo más alto del podio del trazado belga.

"Los chicos lo han hecho muy bien, por suerte no hemos tenido lluvia y no ha habido de tomar decisiones arriesgadas", añadió Vettel, que reconoció que en el Gran Premio de Italia, la próxima cita de la Fórmula Uno en el circuito de Monza del 8 de septiembre no espera estar "tan bien" como en esta carrera.

La ceremonia de entrega de premios en el podio del circuito de Spa-Francorchamps se vio acelerada y un tanto enrarecida por la presencia de un activista de la organización ecologista Greenpeace que intentó descolgarse hacia el podio y desplegar un mensaje reivindicativo sobre la explotación del Ártico.

Esta persona era abucheada por el público a la vez que aplaudían al ganador, Sebastian Vettel, quien confesó sentirse "un poco confundido" por esta situación.

Al inicio del Gran Premio de Bélgica, cuatro miembros de la organización ecologista Greenpeace desplegaron una pancarta en la que reivindicaron la protección del Ártico lanzándola desde el techo de la grada principal del circuito de Spa-Francorchamps, con el mensaje "Arctic Oil? Shell no" ("¿Petróleo del Ártico? No a Shell"). 

Agencias