Luis García
31 de agosto de 2013 / 01:46 a.m.

 

Monterrey.-  • El Código Único de Procedimientos Penales que se ventila a nivel federal no retrasa la implementación del Sistema de Justicia Penal en el estado, afirmó el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz.

 

La opinión del mandatario concuerda con la vertida por legisladores locales y federales, al advertir que todavía falta un tiempo para que el nuevo esquema se apruebe y, por ende, sea de obligación para las entidades federativas.

 

Medina consideró que el Código en ciernes tiene más beneficios que desventajas, entre ellas, que finalmente se homologará a todo el país bajo un mismo procedimiento de carácter penal.

 

"Esperemos que no nos retrase, lo que yo he escuchado por parte del Gobierno Federal y particularmente de la PGR que es quien está impulsando esto es he quizá esto tome un tiempo para finalmente aprobarse.

 

"Ya en Nuevo León paso en Comisiones, tendrá que pasar en el pleno, pero al final esto va a facilitar, porque va a homologar, que es lo que estábamos pidiendo desde hace mucho, que los estados no estén avanzando de forma dispareja.

 

"Porque al final, tenemos que tener en un tema tan delicado como es la Justicia Penal, una homologación del proceso y certeza de que se vaya a hacer de determinada manera en todo el país", refirió.

 

En tanto se llega la fecha, a nivel local no se detendrán los trabajos de implementación del Sistema de Justicia Penal, que registra poco más de un 70 por ciento de avance según cifras del Ejecutivo y el Poder Judicial.

 

Aunque existe un plazo para concluir con estos trabajos, que otorga a Nuevo León un buen margen de maniobra, la intención es acabar con esta encomienda antes de ese tiempo, señaló Medina.

 

"Yo creo que esto no retrasa, va a ayudar, va a servir, nosotros no nos vamos a detener porque hay que hacer inversiones, hay que hacer adecuaciones, hay que capacitar a la gente, ya estamos muy avanzados en ello, al final vamos a salir a tiempo.

 

"La implementación es conforme a la letra que el nuevo Código diga, vamos a tener que estar desdoblando los esfuerzos prácticos, en la práctica, vamos a tener que salir a tiempo, la Constitución marca un periodo si no mal recuerdo hasta el 2018, aunque pensamos salir antes", dijo.

 

Milenio Monterrey dio a conocer la opinión de diputados locales, federales y senadoras por Nuevo León que descartaron una afectación a la tarea hecha por las autoridades estatales desde hace algunos años para adecuarse al nuevo marco normativo en materia penal.

 

La minuta con el dictamen del Código Único de Procedimientos Penales llegó al Congreso local el pasado 17 de agosto y fue turnada a Comisiones, a la espera de que sea presentada ante el pleno para su aprobación.