18 de marzo de 2013 / 03:16 a.m.

Monterrey.- • La elección directa de la militancia para los dirigentes partidistas y la falta de injerencia del Comité Ejecutivo Nacional para decidir sobre sus consejeros en los estados son dos de los avances más relevantes en esta reforma de estatutos del Partido Acción Nacional, coincidieron políticos de este partido.

Sin embargo, señalaron que, al no concluir la asamblea por falta de quórum, su puesta en práctica está sujeta a que se concluya con el proceso y las reformas sean enviadas al IFE para que las califique.

El director jurídico del CEN panista y diputado federal por Nuevo León, Arturo Salinas Garza, dijo que este martes se reunirá con el Consejo Nacional para agendar la asamblea y resolver más de la mitad de las reservas incorporadas al proyecto, aunque fue aprobado en lo general.

Anticipó que el plazo más corto en el que puede ser retomado el proceso es 45 días, los necesarios para realizar nuevamente el proceso de delegar a los militantes en sus estados y realizar las asambleas municipales conducentes.

“"El martes será materia de discusión en el Comité Ejecutivo Nacional al que nos ha convocado nuestro presidente para revisar este tema y veremos cuándo se estaría convocando nuevamente la asamblea nacional"”, dijo.

Dijo que esta gran reforma sobre los métodos de selección de los dirigentes era una demanda pendiente dentro del panismo, sin embargo, no se había modificado porque estos artículos no se habían puesto a consideración de reforma.

“"Esta posición fue aprobada gracias a que en la comisión en la que estuvimos trabajando, a solicitud del presidente Madero, consideró incluir este artículo dentro de la reforma; es un avance importante para Acción Nacional el que se abra al voto de sus militantes; es un cambio sustancial a como operan los partidos en México y esto pondrá a Acción Nacional como un partido de vanguardia"”, dijo.

Salinas Garza dijo que fueron aproximadamente 50 reservas las que se quedaron pendientes.

Para el senador Raúl Gracia Guzmán, hubo avances importantes en la asamblea y se dan cambios de fondo en la dinámica interna del partido, además de que acaba con los cotos de poder.

Entre las reservas que quedaron “en el tintero”, se encuentran aquellos de métodos de selección de candidatos y señaló que este año es cuando se deben modificar por completo los estatutos.

“"Garantiza que quien busque dirigir al partido a nivel estatal o nacional tenga un contacto directo de la militancia y, una vez que llegue al cargo, pueda trabajar para cubrirlas"”, dijo.

Por su parte, el coordinador de la bancada panista en el Congreso del Estado, Juan Carlos Ruiz García, destacó que esta reforma luce más en el ámbito de lo democrático, sin embargo, el proceso no ha concluido, debido a que la falta de quórum no lo permitió.

“"Si no se siguen todos los acuerdos para los que fue convocado se considera una reforma inconclusa y si acaso se enviara al IFE, este la regresaría de inmediato porque no se concluyeron todos los temas para las que fue convocada; estamos forzados a tener una asamblea cuanto antes para concluir y que pueda entrar en vigor todo lo que la asamblea pidió"”, dijo.

Ruiz García dijo que la falta de quórum se debió al cansancio de los asambleístas por el retraso en el arranque de los trabajos, toda vez que se citó a registro desde 7 a las 9 horas y la asamblea comenzó pasadas las 13.

La delegación de Nuevo León fue una de las 14 que no estaban completamente constituidas, pues solo quedaban cien de los 420 militantes delegados.

DANIELA MENDOZA LUNA