14 de febrero de 2013 / 01:54 p.m.

Monterrey.- • Aunque el 19 de enero integrantes del Colegio de Abogados de Nuevo León entregaron un documento al secretario de Seguridad de la entidad, Alfredo Flores Gómez, y a los secretarios de policías municipales, donde les proponen la creación de protocolos de actuación de los cuerpos policiacos locales, a la fecha no ha habido una respuesta.

Alfonso Verde Cuenca, rector del colegio, dijo que está seguro que analizan esa petición, pero que ahora lo que sigue por parte del organismo de abogados es presentarles el contenido de los protocolos.

“"No tenemos respuesta porque presentamos ya esa exhortación, se le hizo y se le entregó los días siguientes a todos los secretarios de Seguridad Pública de los municipios del área metropolitana, y yo estoy seguro que ellos lo están analizando y el paso que sigue es presentarles el contenido de los protocolos ya para que los analicen ya en un contenido y que tengan la gran oportunidad de aprobarlos y de exigirles como reglas de comportamiento en todos sus operativos relacionados con la utilización de sus armas.

“"Se entregó al día siguiente, como fue el acuerdo en el Colegio de Abogados de Nuevo León en el sentido de la exhortación que se le hace al secretario de Seguridad del Estado para que por acuerdo interno determinar el protocolo de actuación de todos sus elementos de la policía que en este caso sería la Fuerza Civil, la policía del Estado, la policía de Caminos"”, dijo.

En el escrito aprobado por el pleno del colegio sugieren que se diseñen, establezcan, homologuen y consoliden directrices en el ejercicio del uso de la fuerza con pleno respeto a los derechos humanos. Esta petición surgió luego de un ataque injustificado por parte de granaderos que acabó con la vida de un estudiante de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

En el texto, el también presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad de Nuevo León agregó que sugieren no autorizar el uso de armas en contra de vehículos o personas que huyen o traten de huir de una inspección de carácter administrativo a pesar de que existen sospechas infundadas; se debe de concretar a la persecución física.

Señala que se les debe de precisar a los uniformados que los ciudadanos los deben de ver como sus protectores, y no como asesinos en potencia.

“"En el sentido de que ajusten su comportamiento y la utilización, el ejercicio de los operativos, el uso legítimo de la fuerza y la utilización de las armas ajustándolo a protocolos que ya en materia federal existen y que hay la urgente necesidad de que para el estado de Nuevo León esos protocolos se establezcan de actuación para seguridad y certeza de los mismos elementos policiales como igualmente para la ciudadanía, es decir, son reglas muy específicas de actuación a las que se tienen que sujetar"”, declaró.

“"Que produce un respeto de los derechos humanos, pero insisto, igualmente produce una incertidumbre en la actuación de los policías, y no tengamos que seguir lamentando hechos muy desafortunados sobre todo donde se priva de la vida a alguien de la ciudadanía en donde empezamos a especular, a explicar, a tratar de ocultar evidencia, a tratar de ocultar la forma de cómo sucedieron los hechos, pero que sin embargo el resultado de la privación de la vida se sigue dando”, declaró.

RICARDO ALANÍS