30 de agosto de 2013 / 05:54 p.m.

Con una inversión de 180 millones de pesos, este viernes inició la construcción de la Ciudad Laboral en el predio ubicado sobre la avenida Churubusco, que hoy alberga a las Secretarías del Trabajo, Desarrollo Social y Obras Públicas.

 

El gobernador Rodrigo Medina puso la primera piedra en forma simbólica, y se espera que los trabajos concluyan en un período de doce meses, al cabo de los cuales se mudarán todas las oficinas de asuntos laborales a este complejo.

 

""Será el parteaguas de nuestras instituciones laborales, desde 1969 ahora iniciamos la construcción de esta nueva Ciudad Laboral que anunciáramos en su momento, ya concluyó el proceso de licitación y ahora iniciamos ya su construcción.

 

""Toda una serie de implementos que se le van a construir a este predio para que tengamos instituciones laborales a la altura de lo que Nuevo León representa,"" expresó.

 

Los recursos serán de corte estatal y el mandatario descartó que la inversión represente un gasto que se contraponga al plan de austeridad lanzado a finales del año pasado.

 

Héctor Morales, secretario del Trabajo, indicó que de acuerdo a cifras del IMSS, en Nuevo León existen 1 millón 297 mil 250 trabajadores registrados y 58 mil 371 patrones, además de 52 mil contratos colectivos de trabajo.

 

Tan sólo el año pasado, refirió, se atendieron más de 80 mil asuntos entre individuales y colectivos en la Junta de Conciliación y Arbitraje, donde se presume un flujo diario de 2 mil 500 a 3 mil personas, lo que hacía necesario contar con nuevas instalaciones.

 

""Creceremos de 4 mil metros cuadrados que tenemos actualmente a más de 21 mil metros cuadrados y con reservas territoriales de dos hectáreas para necesidades de ampliación en el futuro. Ciudad Laboral se proyectó en este sitio por su ubicación estratégica, su amplia accesibilidad vial"", explicó Morales.

 

El nuevo modelo también permitirá que el estado crezca de 12 a 15 juntas especiales, dado el alto índice de asuntos que se tienen por atender en las relaciones obrero-patronales.

 

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social celebró el proyecto al señalar que ayudará al estado a acelerar los procesos de atención a trabajadores y patrones, a diferencia del resto del país donde los casos se acumulan de forma importante.

 

El subsecretario de la dependencia, José Ignacio Ruiz Salazar, puntualizó que en estos momentos se exploran tres opciones para ampliar las capacidades de las dos Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje, con el propósito de despresurizarlas lo más posible.

 

Se informó que la Secretaría de Obras Públicas dejará sus oficinas actuales en el predio y se mudarán al Antiguo Palacio Federal, en el centro de Monterrey, en tanto que Desarrollo Social recibirá un área acondicionada en el parque La Pastora.

— LUIS GARCÍA