21 de diciembre de 2013 / 10:52 p.m.

Monterrey.- En pleno período vacacional, un particular inició el desmonte en el cerro de la colonia Las Brisas, que a juicio de los vecinos, traerá afectaciones a las viviendas ubicadas cuesta arriba y en la parte de abajo.

Juan Pablo Solís, ingeniero civil y vecino del sector, explicó que los árboles talados desde el pasado jueves amortiguaban la caída de agua en período de lluvias, por lo que ahora presumen que esta caerá con gran fuerza e inundará sus propiedades.

Aunado a ello, las viviendas de la parte de arriba perderán cimentación y podrían registrarse cuarteaduras que al cabo de los años impactarán las estructuras.

"Hay riesgos, primero, al estabilizar el talud, la pendiente que tiene este terreno rebasa por mucho la especificación para poder construir en una pendiente así, esta es mayor a los 45 grados. Por otro lado, si quitamos todos los arbustos, todo lo que estamos viendo que están haciendo, deforestando, rápidamente el agua va a fluir con cierta magnitud y cantidad que corren riesgo nuestras bardas", refirió.

Si bien dijeron no tener certeza de los trabajos que se realizaran en la zona, presumieron que podría tratarse de un edificio multifamiliar, como los que ya existen en otros puntos del boulevard Acapulco, contiguo al fraccionamiento.

Los denunciantes expresaron que el terreno en desmonte pertenece a una familia Rivero, pero carecen de mayor información acerca de ellos.

Solís pidió al municipio de Monterrey que intervenga de inmediato en este cao y evite que el desarrollo se lleve a cabo.

"Hacemos un llamado a la autoridad, a Margarita Arellanes, le pedimos de favor que atienda nuestra solicitud, que nos juntemos, que platiquemos, porque esto me dicen los vecinos que ya llevan 30 años, 40 años viviendo aquí, que ya  lo han querido hacer y no han podido.

"Lo que nos agrada es que lleguen en vacaciones cuando todos nosotros debemos de estar en vacaciones, yo ya tenía hoteles pagados y todo, pero me voy a quedar porque es mi patrimonio y el de mi familia el que tengo que cuidar", explicó.

De acuerdo a los vecinos, hace 5 años se intentó realizar un proyecto similar a los multifamiliares, pero hubo un rechazo rotundo por parte de ellos, además de que la constructora carecía de los permisos necesarios.

"Por eso esta parte del fraccionamiento no se vendió, entonces ahorita no sabemos quién lo está haciendo, pero indebidamente tampoco el fraccionamiento debió haber hecho ninguna venta", consideró José Jiménez, otro de los afectados.

Ayer por la mañana, maquinaria pesada realizó trabajos de desmonte durante varias horas y al arribo de Milenio Monterrey se suspendieron.

LUIS GARCÍA