11 de marzo de 2013 / 01:25 p.m.

Monterrey • Un niño de cinco años murió y un joven también, durante el desarrollo de una quinceañera donde amenizaba un grupo de música colombiana, al ser atacados por un grupo de civiles armados que rafaguearon a los presentes, detonando además una granada de fragmentación, resultando varias personas lesionadas, al norte de Monterrey.

Los hechos ocurrieron poco antes de la medianoche en el centro social “JR”, que se ubica por la avenida Camino Real y la calle B. Mitre, en la colonia Fomerrey Uno.

El pequeño se llamaba Axel, de cinco años de edad, quien al parecer era hermano de la quinceañera e hijo de uno de los lesionados.

La otra víctima era un joven de entre 18 a 20 años de edad, quien quedó destrozado al caerle la granada en los pies.

Según los datos proporcionados, el grupo que amenizaba el evento eran “Los Príncipes del Vallenato”.

Todo marchaba tranquilamente cuando llegaron varios individuos aventando al velador del lugar, un hombre de la tercera edad.

No se sabe si el ataque era directo contra el conjunto, pero los desconocidos accionaron sus metralletas y luego, detonaron la granada.

Lamentablemente además del joven que falleció, la granada alcanzó al niño que dormía en unas sillas alrededor de una mesa.

Mientras el joven murió en el lugar, familiares del menor lo llevaron al Hospital y Centro Quirúrgico San Bernabé, ubicado en la avenida Aztlán, en busca de auxilio, pero llegó sin vida.

Afuera del salón fue localizada una camioneta con los vidrios quebrados a balazos y sangre en los asientos traseros.

El resto de los invitados se retiró del lugar; se habla de que había unas 300 personas, resultando algunas lesionadas pero se fueron por sus propios medios.

Elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León rodearon la zona, mientras que los de la Agencia Estatal de Investigaciones comenzaban con las indagatorias.

Con este se da cuenta del segundo caso donde se ve involucrado un grupo de música colombiana, luego del plagio y homicidio de los integrantes del entonces llamado “"Kombo Colombia"”.

REDACCIÓN