23 de diciembre de 2013 / 06:57 p.m.

Monterrey.- Con armas de alto poder, dos delincuentes intentaron asaltar un negocio de abarrotes en la colonia Las Canteras, pero al ser repelidos a pedradas, uno de los desconocidos lesionó de un balazo al dueño de la tienda.

Los hechos que provocaron el terror en esa colonia ocurrieron en el local denominado "Ulisin" ubicado sobre la calle de Enrique H. Herrera y Prolongación Coahuila, en el mencionado sector, en el límite con el municipio de Monterrey.

Cerca de las 10:30 horas, dos sujetos armados con rifles de asalto AK-47 llegaron hasta el negocio e ingresaron violentamente, donde amenazaron a una mujer y a su hija.

De acuerdo a las investigaciones se estableció que estos sujetos trataron de llevarse el dinero que había en la caja de esa tienda.

Trascendió que en ese momento el comerciante Eusebio Alvarado Jiménez, de 45 años de edad, salió en defensa y logró que los delincuentes abandonaran el local.

Los dos asaltantes salieron a la calle Enrique H. Herrera y fueron seguidos por el comerciante, quien utilizó piedras para atacarlos, logrando golpear a uno de los sujetos.

Sin embargo el segundo asaltante accionó en dos ocasiones el arma de alto poder logrando herir al comerciante, quien sufrió una herida con entrada y salida a la altura de la cadera.

Asimismo, las esquirlas lesionaron a un primo del comerciante, quien fue identificado como Sergio Tristal Alvarado, de 50 años de edad, quien fue atendido por socorristas de la Cruz Verde de Monterrey.

Mientras tanto, el comerciante, quien cayó mal herido frente a la tienda, fue auxiliado por su cuñado, quien lo subió a un automóvil de alquiler y trató de llevarlo a un dispensario médico en esa colonia.

Pero al circular por la calle Paseo Belinda, fueron interceptados por socorristas de la Cruz Roja, quienes atendieron al herido y lo trasladaron al hospita Universitario, donde su estado de salud es reportado deliicado.

El ataque provocó una intensa movilización de efectivos de la Policía de San Pedro, quienes a bordo de varias patrullas llegaron hasta es el lugar, el cual fue acordonado de inmediato.

Mientras que agentes de la Policía Ministerial iniciaron las investigaciones en torno a los hechos, policias uniformados subieron hacía el cerro ya que los delincuentes huyeron por la calle de Prolongación Coahuila.

Minutos después, en lo alto del cerro se escucharon varias detonaciones de arma de fuego, por lo que los oficiales municipales fueron apoyados por personal de Fuerza Civil.

Sobre el pavimento de la calle Enrique H. Herrera, fue localizado un casquillo percutido, así como una ojiva, la cual ya es analizada por servicios periciales de la Procuraduría de Justicia.

Asimismo trascendió que los dos presuntos asaltantes ya se encuentran identificados y ya eran buscados por la policía por su participación en varios robos con violencia en la zona de las canteras y revolución proletaria.

 Marcial Pasarón