18 de marzo de 2013 / 10:52 p.m.

Los manifestantes instalaron puestos en la vía pública, ya que aseguran que los vendedores informales los están dejando sin empleo, sin embargo horas después fueron reprimidos por las autoridades.

 

Oaxaca.- Este lunes comerciantes establecidos en el Centro Histórico realizaron una vendimia en vía pública a fin de protestar por el ambulantaje que ha invadido el primer cuadro de la ciudad en el marco de las movilizaciones de diferentes grupos sociales.

Desde temprana hora los inconformes instalaron sus puestos frente al antiguo ex convento de Santo Domingo de Guzmán, sobre la calle peatonal de Macedonio Alcalá, sin embargo horas después fueron reprimidos por la policía municipal.

Los empresarios denunciaron que fueron golpeados y que los inspectores y policías les arrebataron sus mercancías, por lo que actuarán de forma jurídica contra el desalojo aplicado, precisando que demandarán la renuncia de los funcionarios públicos que lo ordenaron.

"“Creemos que el alcalde se contradice, porque una cosa es lo que dice y otra como actúa, lo que queremos es que se aplique la ley pareja cuando se debe valer y no solo cuando convenga, cuando queremos que aplique los desalojos, no los hacen valer, ahora tenemos un gran número de ambulantes en el Zócalo y no los enfrenta, pero a los grupos minoritarios que no le implican un peso político especifico si los reprime”".

Ante esta situación los comerciantes amagaron con sacar sus mercancías a la calle durante las vacaciones de Semana Santa, si el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, no aplica la ley para detener las constantes marchas y manifestaciones callejeras que se registran en la capital.

Los dueños de zapaterías, restaurantes, boutique de ropa y de artesanías, entro otros giros más, reportaron fuertes pérdidas económicas a consecuencia de la jornada intensa de movilizaciones protagonizada en los últimos meses por parte de profesores de la sección 22, estudiantes normalistas y diferentes grupos de presión, que para obtener respuestas a sus demandas violentan el derecho de terceros, toman calles, cierran carreteras e incluso instalan sus campamentos frente a sus establecimientos comerciales.

Sostienen que este clima además de alejar al turismo,- que es la fuente principal de ingresos del comercio establecido-, ha pegado en sus ventas generales.

Refieren que muchos de los establecimientos comerciales se encuentran al borde de la quiebra, otros están en buró de crédito y lo menos para sobrevivir y mantenerse han recortado a la mitad de su personal.

Por su parte, la presidenta de la Alianza Empresarial y Comercial contra las Marchas y los Bloqueo de Oaxaca, Esther Merino, dijo que se ha llegado a la determinación de protestas, y se está buscando sacar la venta del establecimiento comercial a la calle, empezando por la Semana Santa, no descartando que se prolongue a la semana de Pascua, y si no hay respuesta se declarará de forma indefinida.

“"Nosotros no vemos que se aplique la ley pareja, solo se ejerce contra los más débiles, pero hoy estamos organizados y si de romper la ley se trata, vamos a convertir al comercio establecido también en ambulantaje"”, advirtió.

Adelantó que en un inicio 50 serán comercios, esperando un total de 200 los negocios se sumen a la convocatoria.

"“Nuestras ventas han bajado hasta en un 80 por ciento, si vendía mil pesos, hoy estoy vendiendo 200 pesos y desafortunadamente las rentas y los pagos fijos como los impuestos los tenemos que pagar sin ninguna prorroga”".

Expresó que desean una plática con el gobernador para expresarle que ya están hartos y exigirle que se aplique la ley por igual al que proteste, tome calles y violente el derecho de terceros.

Esther Merino, también dueña de varias zapaterías en la zona, declaró que el gobernador tiene que empezar asumir su responsabilidad, no para cuidar su chamba, sino para generar condiciones de gobernabilidad en Oaxaca”".

“"Nosotros solo queremos que haya condiciones de trabajo, porque estamos dispuestos a generar empleos y cumplir con el pago correspondiente de nuestros impuestos, lo único que queremos es que no haya más marchas ni cierre de calles"”, dijo.

Advirtió que si no se aplica la ley, los ciudadanos harán valer su propia ley para defender sus derechos agraviados.

ÓSCAR RODRÍGUEZ