15 de abril de 2013 / 12:52 p.m.

Los comerciantes de Morelos regresaron este domingo al pasaje comercial aunque con ciertas restricciones que provocaron tensión por momentos ya que los inspectores de Comercio estuvieron atentos a que se cumplieran las reglas.

Como lo acordaron con el municipio de Monterrey, los siete comerciantes que obtuvieron su permiso, se instalaron desde temprano en las calles Escobedo y Galeana entre Padre Mier y Morelos, más cerca de esta última calle lo cual según información del ayuntamiento no estaba permitido.

Al solicitarles a los comerciantes que se instalaran más atrás, comenzó la discusión ya que según los vendedores de diversos artículos, el permiso no especifica en qué extremo de las calles Escobedo y Galeana tenían que apostarse.

Ante esta situación que provocó hasta las lágrimas de coraje de unas vendedoras, otros amagaron con volver a poner sus puestos ambulantes en el pasaje comercial Morelos donde la alcaldesa Margarita Arellanes dio un rotundo no.

“Por qué dicen una cosa y luego no lo cumplen, ayer nos dijeron que teníamos permiso en esta calle y aquí estamos ahora nos quieren aventar más atrás, por qué no nos cumplen nos están obligando a ponernos otra vez en Morelos y lo vamos hacer si no nos dejan y no cumplen con lo acordado”, dijo una de las mujeres con permiso en mano.

Aunque fueron solo siete los que obtuvieron el permiso al ponerse al día con sus pagos, se juntó una veintena de comerciantes quienes en apoyo arribaron a la zona.

Más tarde llegó un vendedor que se identificó como Saúl Alvarado Gómez quien ponía su parrilla con gorras en la calle Escobedo muy cerca de Morelos y fue invitado por los inspectores a retirarse.

“Yo tengo mi permiso para vender aquí, vienen a quitarme y me dicen que me vaya más atrás, no lo voy hacer porque yo tengo permiso”, aseveró el hombre y se quedó en ese lugar.

Unos diez inspectores de la Dirección de Comercio del municipio de Monterrey están de forma permanente en el pasaje comercial Morelos para evitar que los comerciantes ocupen espacios prohibidos y revisar que todo esté en orden en está actividad.

Finalmente llegaron representantes de los comerciantes quienes los conminaron a ocupar los espacios que los inspectores les indicaban prometiendo analizar la situación con las autoridades correspondientes.

Sandra González Cortés