Alberto Vázquez 
2 de julio de 2013 / 02:10 a.m.

 

Monterrey.- • Los operativos contra el comercio informal seguirán por parte de las autoridades municipales, esto después de que fueron detectados algunos de los que ya habían sido retirados de los lugares donde se encontraban establecidos, sobre todo en las calles del primer cuadro y en el sector de los hospitales.

Dentro de estas acciones, se mencionó que ahora ya cambiaron algunos de los comerciantes las formas de practicar el negocio en las calles, puesto que ya no se establecen, sino que ahora sólo llevan algo de mercancía a las clínicas, sobre todo en la 33 y en la 2, que se ubican por la avenida Félix U. Gómez, según señaló Sandra Pámanes Ortiz, secretaria del Ayuntamiento de Monterrey.

"Sabemos que hay reincidencia del comercio informal pero estamos trabajando en ello, hay supervisión permanente y cuando sea detectada la presencia de cualquier comerciante informal, sobre todo en las clínicas que está prohibido por reglamento y por la propia ley estatal de salud, se hará el retiro. Sabemos que han tomado una nueva modalidad de que no se establecen físicamente, sino más bien llegan con unas hieleritas y en cuanto ven llegar al inspector pues simplemente recogen sus cosas y se retiran, entonces de todas maneras estamos trabajando sobre eso y estamos trabajando para que el comercio informal no se instale afuera de las clínica o cualquier centro de salud", dijo Sandra Pámanes.

Como en su oportunidad se informó, las autoridades municipales han emprendido acciones en contra del comercio informal en avenidas como Juárez, Padre Mier, Morelos entre otras donde los comerciantes tenían años instalándose para ofertar sus productos.

Estas acciones ocasionaron que algunos de ellos se refugiaran en un amparo para poder seguir vendiendo en la vía pública, con apoyos de algunos líderes o abogados que los han asesorado para obtener este tipo de documento federal.

Posteriormente el municipio se fue contra los comerciantes en los hospitales, donde fueron retirados carros de comida, puestos que se dedicaban a la venta de refrescos, agua y otro tipo de alimentos, por lo que ahora con estos operativos constantes se pretende que no se instalen los comerciantes con hieleras.