3 de mayo de 2013 / 12:37 a.m.

Monterrey • A una semana de que se anunció una bolsa adicional de 54 millones de pesos por parte del Gobierno de la República como apoyo para enfrentar la sequía en Nuevo León, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz informó que estos ya comenzaron a aplicarse.

Se informó que los municipios del norte y sur de la entidad son los lugares donde se han invertido los primeros recursos que llegaron junto con la declaratoria de zona de desastre, aunque no se precisaron detalles sobre cuáles son las localidades y en qué acciones se han invertido estos recursos.

"Los recursos ya están aplicándose, se está cumpliendo con toda la normatividad", mencionó el gobernador.

Junto con la declaratoria se recibieron 54 millones de pesos adicionales para enfrentar la sequía, aunado a los 384 millones que ya había anunciado el titular de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, durante su visita a la entidad el pasado 13 de abril.

Pese a ello, el Estado seguirá gestionando recursos extraordinarios para apoyo alimentario para el ganado, desazolve de presas, reparación de pozos y desarrollo de más infraestructura.

"Nos quedamos en los 54, (aunado) a los 300, hasta ahí vamos pero seguimos gestionando no nos vamos a cansar de estar solicitando recursos", adelantó.

Esto lo mencionó luego de una reunión con delegados de la SAGARPA de la región norte que encabezó el subsecretario de la dependencia a nivel federal Ricardo Aguilar.

En dicha reunión se presentarían los tres proyectos prioritarios de cada estado para el sexenio y a partir de ahí integrar un mapa que priorice las acciones que realizará el Gobierno de la República en el campo, todo esto con el fin de determinar la suficiencia financiera para cada región, informó el funcionario federal.

Por parte de Nuevo León se presentaron los programas de agua sustentable, empleo en el campo a través de los tecno parques hortícolas y la producción de calidad para exportación.

El primero pretende que al menos 44 municipios rurales tengan agua y tecnología de riego; el segundo contempla la generación de aproximadamente mil 365 empleos y el último, garantizar las ganancias al sector agropecuario.

SANDRA GONZÁLEZ