EFE
15 de junio de 2013 / 07:25 p.m.

Shanghái • La decimosexta edición del Festival Internacional de Cine de Shanghái (SIFF, en sus siglas internacionales), el certamen cinematográfico más joven del mundo de clase A, arrancó hoy con una alfombra roja en la que destacó el director estadounidense Oliver Stone junto a estrellas asiáticas.

Por algún motivo no revelado no estuvo hoy en la ceremonia de apertura la actriz británica Helen Mirren, ganadora de un Óscar por "The Queen", como se había anunciado, pero sí lo hizo su marido, el director estadounidense Taylor Hackford, presidente del Gremio de Directores de América.

Junto a ellos destacaron en la alfombra roja directores como el chino Jia Zhangke, premiado recientemente en Cannes al mejor guión por "Tian zhu ding" (conocida internacionalmente como "A Touch of Sin"), y actores como el hongkongués Chow Yun-fat, los taiwaneses Andy Lau y Jay Chou y la italiana Maria Grazia Cucinotta.

A ellos se añadieron en la lista, junto a numerosas estrellas locales, los miembros del jurado de este año, presidido por el director británico Tom Hooper, también ganador de un Óscar al mejor director en 2011 por "The King's Speech", así como director de la reciente cinta "Les misérables".

Con él pisaron la alfombra roja, ubicada por primera vez este año en la nueva Plaza de la Cultura de Shanghái, el director checo Jirí Menzel, igualmente ganador de un Óscar, a la mejor película en lengua no inglesa, por "Ostre sledované vlaky" ("Trenes rigurosamente vigilados", 1966), y otros cinco componentes.

Se trata de tres directores, el alemán Chris Kraus, el iraní Khosro Masoumi y el chino Ning Hao, así como del crítico francés Michel Ciment y de la actriz china Yu Nan.

Hooper encabeza así desde hoy un jurado que ya fue presidido, en ediciones anteriores, por cineastas como Luc Besson, Danny Boyle, Wong Kar-wai, Chen Kaige o John Woo, y que entregará sus ocho premios el próximo domingo 23 entre 12 películas, ninguna hispanohablante.

Los ocho galardones Jin Jue, estatuillas doradas que tienen la forma de una antigua copa tradicional china ("jue") de oro ("jin"), el símbolo del festival oriental, se repartirán este año entre obras de Canadá, Bulgaria, Grecia, Rusia, Suecia, Alemania, Turquía, Japón, Corea del Sur y China.

"Creo que es importante que no las juzguemos como representantes de nuestros países, sino como individuos, y que desde nuestra posición como individuos elijamos las películas más poderosas y mejor hechas", dijo Hooper en la rueda de prensa de presentación del jurado, moderada por una presentadora en lugar de por él mismo.

"Estoy muy emocionado de estar aquí en Shanghái, porque esta es la ciudad que vio nacer al cine chino", añadió después, y destacó que en un país que en una década se prevé que tenga la mayor taquilla del mundo "es muy importante que un festival de cine permita a las audiencias encontrar obras artísticas" de cine.

"Es uno de los mejores festivales del mundo, y me ha emocionado que hayan escogido mi película desde aquí, donde hay otra cultura y otra idea del cine", dijo a Efe Orlando Bosch, director de "Shadows in the distance", una de las cintas españolas que, fuera de concurso, se proyectarán en Shanghái dentro de la sección Panorama.

Si el año pasado el cine hispanohablante tuvo su mayor representación y sus mejores resultados en el festival, con dos películas iberoamericanas en competición y premios para ambas, este año no estará representado entre las 12 películas seleccionadas para competir por los premios Jin Jue.

En 2012 fueron 17 las cintas en competición, entre ellas de "De tu ventana a la mía", de la directora española Paula Ortiz, que recibió el Jin Jue a la Mejor Banda Sonora Original, obra del compositor israelí Avshalom Caspi, y "El sueño de Lú", del mexicano Hari Sama, en el que Úrsula Pruneda recibió el galardón a la mejor actriz.

De las 15 ediciones del festival celebradas hasta la fecha, solo han sido premiadas tres películas en español, contando también con el galardón al mejor actor que se llevó en 2007 el español Juan José Ballesta por "Cabeza de Perro", del director Santi Amodeo.