2 de noviembre de 2013 / 02:43 p.m.

Monterrey.- Desde el jueves familiares empezaron a acudir a los panteones para visitar a todos aquellos que ya se fueron y hoy no será la excepción.

Esta mañana se puede observar como poco a poco el panteón del Roble, ubicado en Gonzalitos y Ruiz Cortínez, se va llenando de gente y de comerciantes.

Se espera que para este dos de noviembre la afluencia de visitantes se incremente considerablemente y también se vea un aumento en las ventas de flores, cañas y todas esas cosas para adornar la tumba del ser querido.

Desde temprana hora los comerciantes se instalaron a las afueras del panteón, quienes comenzaron a separar su lugar desde el jueves en la noche.

Por otra parte autoridades de la policía de Monterrey se encuentran resguardando el lugar y agilizando el flujo vehicular.

 

Redacción con información de Israel Santacruz