— RODOLFO MONTES
24 de enero de 2013 / 02:12 p.m.

 Aquí ni el presidente Enrique Peña Nieto tiene el poder para que decenas de ejidatarias viudas puedan recibir la indemnización por haberles expropiado sus tierras —hace cinco años— para construir una carretera.

Eso es lo que asegura el comisariado ejidal de esta región del país, Gabino Jiménez, quien admite que tiene en su poder cheques por más de 30 millones de pesos, pero que no habrá de repartir a nadie hasta que “"esas revoltosas retiren las demandas y sus amparos”".

Y de Peña Nieto —quien estará este jueves en tierras nayaritas para reunirse con legisladores federales del PRI—, advierte: “"Podrá ir por toda la República, es Presidente… a mí no me espanta que venga, que me pida lo que quiera, no tengo nada de que esconderme, ni de Peña ni del gobierno… a mí nadie me ningunea, ni el Presidente de la República siquiera; él es Presidente allá y yo soy comisariado acá, ojalá y venga para conocerlo en persona”".

Ante la “cerrazón” de esta autoridad ejidal, advierten las viudas, para este jueves podrían bloquear la carretera 200, que conecta con varios estados, así como intentar tomar las instalaciones del aeropuerto de Puerto Vallarta.

María del Carmen Gutiérrez, una de las ejidatarias que se dice víctima de los terratenientes que se niegan a darle su parte por la expropiación, acusa que “"por el simple hecho de ser viuda han abusado de mi situación"”.

Recordó que fue el entonces gobernador de Nayarit Ney González quien le expropió casi cuatro hectáreas para construir una carretera de Punta de Mita a la Cruz de Huanacaxtle, pero ""hoy es el día que no hemos visto ningún beneficio monetario”".

Además, proporcionó a MILENIO copia de un documento expedido el 7 de octubre de 2012 por la magistrada del Tribunal Unitario Agrario del distrito 19, Alejandra Gómez Rey, en el que se otorgan 25 millones de pesos a quien en ese momento era el presidente ejidal de La Cruz de Huanacaxtle, Francisco Martínez Robles, pero ni éste ni su sucesor, Gabino Jiménez, han repartido el dinero a las viudas por el Convenio de Ocupación Previa de Terrenos Ejidales.

“"También hemos tratado de hablar con el actual gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, pero se hace el desentendido; no nos ha tomado en cuenta, hemos pedido audiencia, no nos la da, somos los patitos feos”", refiere María del Carmen.

Otra de las afectadas es María Candelaria García Ángeles. Asegura que si bien en esta comunidad nayarita "“podríamos ser las ejidatarias más ricas, en realidad somos las más pobres porque no nos dan lo que nos corresponde, nos cortaron para pasar la carretera, pero no nos han compartido nada"”.

Aunque estas mujeres ejidatarias viudas se han amparado contra “"esta injusticia, al gobernador nayarita Roberto Sandoval poco o nada le importa"”, pues continúa en marcha con la construcción de la carretera que unirá Punta de Mita con Cruz de Huanacaxtle.

Por eso piden ayuda al presidente Peña Nieto: “"Que nos eche la mano, que nos ayude, a ver si él puede, porque nadie nos escucha, nadie nos hace caso"”, clama María Candelaria.

Sin embargo, ese llamado al Presidente no le hace mella alguna al comisariado ejidal Gabino Jiménez, tanto que hasta reta: "“Podrá ir por toda la República, es Presidente, a mí no me espanta eso, que venga, que me pida lo que quiera, no tengo nada de qué esconderme, ni de Peña Nieto ni del gobierno"”.

De las mujeres asegura: "“Son como cualquier otro ejidatario; no porque sean viudas tienen más derechos que otros.

“"Me molestan los mitotes de esas mujeres que se llaman traicionadas, ellas me dicen que soy Judas porque las traicioné, pero no tengo nada contra nadie, solo que retiren sus demandas para cuidarme las espaldas y el dinero ahí está, no me voy a quedar con un solo centavo"”, asevera Gabino Jiménez.

MILENIO le hizo ver que al menos tres viudas han perdido la vida sin disfrutar un solo centavo de lo que les correspondía por haberles expropiado sus tierras para la obra carretera. Pero el presidente ejidal no se muestra sensible, sino todolo contrario.

“"Pues se podrán morir todas pero, mire, son pura gente habladora, no estoy contra nadie, tengo los 28 millones de pesos en un banco y cuando retiren sus mitotes legales les doy dinero, pero eso sí, va a ser parejo, lo vamos a dividir entre todos, porque no son tierras ejidales sino de uso común, así es que va a ser pareja la cosa”".

—Ellas dicen que usted se ha negado sistemáticamente a convocar a asamblea ejidal, que siempre pone pretextos.

—Esas revoltosas podrán decir lo que quieran, pero aquí la mayoría es la que manda y soy mayoría, y ellas la minoría, así es que nada de cumplirles caprichos solo porque son viudas, aquí la cosa es pareja.

"“Gabino es un pillo”" asegura Vicente Ortega Jiménez, hijo de una mujer que enviudó y a la que en vida el hoy presidente ejidal le compró 14 hectáreas en 48 millones de pesos, "“pero la engañó; solo le dio 2 millones, así es que decidí demandarlo”".

Pero más allá de las demandas, las ejidatarias viudas y sus hijas han llegado a un límite.

Amagan con pasar de la defensa legal a movilizaciones radicales, advierte Patricia González Estrada, hija de otra ejidataria viuda, Julia Estrada:

"“Tenemos muchas demandas y no nos hacen caso, estamos dispuestas todas las familias a tomar la carretera 200 y el aeropuerto para darle una buena bienvenida a Enrique Peña Nieto, que va a estar aquí en el Mayan Palace.

"“Vamos a ir con caballos para que sea bien recibido, vamos a tomar la pista de aterrizaje… ya estamos hasta la madre, basta de abusos; necesitamos que el Presidente de la República ponga los ojos en este pueblo"”, puntualiza.