20 de junio de 2013 / 03:07 p.m.

San Pedro Garza García • El ocultamiento de la auditoría donde se encontraron anomalías en la Comisión Estatal Electoral, genera desconfianza en el órgano y sus dirigentes, consideró el representante de la asociación civil Evolución Mexicana, Daniel Butruille.

Luego de que se diera a conocer que la auditoría realizada por un despacho externo para analizar el uso de los recursos de la CEE incluye anomalías cuyo detalle no se dio a conocer, los mismos integrantes del organismo demandaron esclarecer el caso, al igual que distintos organismos de la sociedad civil.

De las irregularidades detectadas, están los proveedores que no cumplen con los requisitos legales para dar un servicio a un organismo público, al no contar con el mínimo de 18 meses de estar constituido como empresa.

También se señalaron simulaciones de empresas que brindan los mismos servicios y cheques mal emitidos.

Ante esto, Butruille señaló que la rendición de cuentas debe ser el principal objetivo de la comisión.

“El proceso de rendición de cuentas es esencial para asegurar un buen desarrollo de la democracia, si no hay rendición de cuentas todos esos organismos sirven más bien como tapadera y como forma de dar trabajo a los amigos que el propósito real para el que fueron creados”, dijo.

Además indicó que los ciudadanos tienen derecho a ver en qué se han gastado los recursos asignados al organismo encargado de efectuar y vigilar las elecciones locales.

En ese sentido, Butruille lamentó que se omita la información relacionada con el manejo de recursos y se minimice la acción por parte del presidente de la comisión, pues crea desconfianza entre las personas que participaron en las pasadas elecciones.

“Le resta totalmente confianza si no en al organismo, por lo menos en los que lo manejan. El organismo en sí sigue teniendo objetivos básicos pero si no hay confianza en quienes lo manejan entonces no tendremos mucha confianza en los dictámenes de este organismo”, dijo.

Respecto a esta situación, el presidente de la CEE, Luis Daniel López Ruiz indicó que la auditoría realizada por Pricewaterhouse Coopers no se reveló por contener tecnicismos que podrían confundir a la gente.

Lopez Ruiz insistió también en que dentro del organismo electoral no hubo desvío de recursos ni corrupción por parte de las autoridades, aunque evitó a toda costa mostrar públicamente el documento con el detalle de la auditoría.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS