6 de diciembre de 2013 / 12:40 a.m.

Capaz de dividir opiniones como pocos futbolistas en el planeta, Luis Suárez genera loas por sus maravillosos goles y recibe críticas por verse involucrado en constantes polémicas, casi en el mismo suspiro.

Desde 2010, Suárez ha sido sancionado en dos ocasiones por morder a oponentes, fue suspendido por proferir insultos racistas a otro, y recibió críticas por detener una pelota con la mano en los cuartos de final del Mundial de 2010. También enfurece a muchos que consideran que tiene una tendencia a tirarse al suelo al mínimo contacto en los partidos.

Sin embargo, hay ocasiones en las que los fanáticos no pueden sino perdonar cualquier malacrianza y aplaudir el genio de quien seguramente será la gran figura de la selección de Uruguay en la Copa del Mundo de Brasil.

El jueves, el uruguayo fue comparado con Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, y considerado como quizás el mejor delantero en la historia de Liverpool, luego de un partido de ensueño en el que marcó cuatro goles contra Norwich en la liga Premier.

Uno de sus goles fue una volea desde 45 metros, un remate que desde ya debe ser considerado como el favorito al mejor tanto de la temporada. En otra anotación, gambeteó a varios defensores antes de meter el balón en el ángulo del segundo poste. También marcó con un extraordinario tiro libre desde 25 metros.

"Todos fueron golazos, no fue que simplemente empujó el balón", comentó el jueves Ian Rush, el máximo goleador en la historia de Liverpool. "Tienes que compararlo con Messi y Ronaldo".

Otro goleador que es ídolo en Anfield, Robbie Fowler, bromeó en la BBC: "Me encanta, pero también me empieza a caer mal, porque está haciendo que todos los otros ex delanteros de Liverpool parezcamos del montón".

Liverpool ha tenido algunos delanteros brillantes en su larga historia. Roger Hunt brilló en la década de los 60; Kevin Keegan, "King" Kenny Dalglish, Rush y John Aldridge en los 70 y 80; y Fowler en los 90.

Este siglo, la grada conocida como "The Kop" ha aplaudido a Michael Owen y Fernando Torres, pero en pocas ocasiones se ha quedado sin aliento de tanto ovacionar como el miércoles.

"A veces sólo tienes que darle la pelota y dejarlo que haga lo suyo", apuntó el volante de los Reds, Joe Allen. "Sus goles salieron de la nada".

Los fanáticos, dirigentes y compañeros tuvieron que armarse de paciencia durante el verano, cuando Suárez pidió públicamente ser transferido a un club que dispute la Liga de Campeones. Liverpool rechazó dos ofertas de Arsenal.

Ahora, Liverpool está cosechando los frutos de su apuesta.

Suárez se perdió las cinco primeras fechas de la liga Premier mientras completaba el segundo castigo de su carrera por morder, pero de todas formas es el máximo artillero del campeonato con 13 dianas en nueve partidos.

"Cuando estoy feliz fuera del campo se nota dentro", dijo Suárez al diario Marca. "Estoy a gusto en la Premier, es la mejor Liga que hay".

Suárez aseguró que está "contento" en Liverpool, y que permanecerá con el club al menos hasta el final de la temporada.

"Por suerte estoy haciendo estos goles para recuperar los partidos que me perdí, coger más confianza y ayudar al equipo", agregó.

El técnico de Liverpool, Brendan Rodgers, cree que las diferencias que hubo en el verano ya quedaron olvidadas.

"Creo que nunca había estado tan feliz aquí", apuntó. "El le da la vuelta al mundo, pero creo que este es el club perfecto para él, y creo que todavía le faltan sus mejores años aquí".

"Es evidente que el perfil del club y la conexión con los hinchas le caen como anillo al dedo".

Pero no todos quieren que se quede en la Premier. Los jugadores de Norwich, por ejemplo, desearían no verle nunca más el rostro, ya que el uruguayo tiene 11 goles, y tres tripletes, en cuatro partidos contra ese club.

"Me gustaría que Suárez nos deje tranquilos. Es un abusador", lamentó el volante de Norwich, Anthony Pilkington.

AP