4 de abril de 2013 / 12:48 a.m.

Acapulco de Juárez • La dirigencia del Centro Empresarial Coparmex rechazó y condenó las protestas de maestros agrupados en la CETEG, a los que acusa de poner en riesgo a más de 350 mil empleos formales en Acapulco.

En un comunicado el organismo empresarial en cuatro puntos cuestiona los causes por los cuales han canalizado sus protestas los maestros pertenecientes a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, lo que ha ocasionado un daño a la principal actividad económica del estado y Acapulco como lo es el turismo, por los bloqueos en la autopista del sol.

“Poniendo en riesgo más de 350 mil empleos formales que dan sustento a un importante número de familias en Acapulco".

“Estamos a favor del diálogo y el entendimiento oficial, pero con respeto a la Ley. No se puede pedir justicia creando injusticia al perjudicar los ingresos de miles de familias acapulqueñas”, refiere la Coparmex.

Reconocen a los legisladores del Congreso del Estado por haber “frenado” una propuesta que iba en contra de la tan necesaria y recién aprobada a nivel nacional ‘Reforma Educativa en México, que permitirá aspirar a tener una educación con calidad en beneficio de los niños y jóvenes mexicanos.

Al mismo tiempo le piden al gobierno de Guerrero haga cumplir puntualmente la Ley para evitar que las protestas magisteriales sigan dañando la economía local, que condena a los trabajadores y empresas acapulqueñas a un mayor deterioro de sus finanzas.

También hacen un llamado a la sociedad civil del estado de Guerrero y Acapulco en particular, para que se sumen al esfuerzo que impulsará Coparmex de continuar la educación de los niños ante el anuncio de los maestros de ir a un paro generalizado. Por lo que se requeriría de espacios amplios, materiales y voluntarios para impartir clases extramuros, sugiere.

Y demandan unir esfuerzos en beneficio de la sociedad, de exigir al gobierno en sus tres órdenes para que brinden seguridad, estabilidad y certeza a sus ciudadanos y que se les permita a los ciudadanos vivir en paz, remata el comunicado.

JAVIER TRUJILLO