24 de febrero de 2013 / 02:44 a.m.

La cantante presentó su espectáculo Todo lo que soy ante su público mexicano

 

Ciudad de México.- Una noche de nostalgia fue la parte esencial del concierto que ofreció Fey el viernes en el Auditorio Nacional, el cual lució repleto de sus seguidores.

Puntal a las 20:30 horas apreció la intérprete para cantar “"Frío"”, tema que no se conjugó con el ambiente que se vivía en el foro de Reforma.

Desde el comienzo del concierto, la gente se levantó de sus lugares y entre gritos de emoción esperaban con ansía a la intérprete de “"Mi media naranja"”.

Cambios de vestuario hubo muchos, todo para complacer a sus seguidores, aunque eso cortaba en ocasiones el buen ritmo del concierto, además de algunos errores de audio durante el concierto opacaron un tanto el show.

Entre los momentos más destacados estuvo cuando se escuchó “"Azúcar Amargo"”, que levantó nuevamente de sus asientos al público.

Y aunque no hubo ninguna mención hacía el público gay, era evidente que la mayoría de de los asistentes era de ese sector y que cantaban cada estrofa sin error de los temas de la intérprete de “"Gatos en el Balcón"”.

Un invitado especial no podía faltar en este reencuentro de Fey con su público. Fue Aleks Syntek quien llegó al escenario para cantar con ella “"El cielo puede esperar"”.

Se acercaban las 22:30 horas cuando la intérprete dio paso a “"Muévelo"” que de nueva cuenta levantó los ánimos del público y en ese momento se despidió por primera vez.

Pero para complacer a los casi 10 mil asistentes al Auditorio regresó al escenario para cantar el primero de sus grandes éxitos “"Mi media naranja"” y "La noche se mueve"”, con este tema el adiós definitivo.

SALVADOR VELÁZQUEZ