28 de mayo de 2013 / 11:20 p.m.

Ciudad de México • Como parte de las actividades del Tribunal Permanente de los Pueblos (TTP) capítulo México, este martes se llevó a cabo la preaudiencia "Desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales en México, una política permanente del Estado", en donde, a través de ocho casos, organizaciones civiles trataron de mostrar que el Estado es cómplice de los crímenes de lesa humanidad al ser omiso.

"Dentro de la documentación, sin bien es cierto en la mayoría de los casos no existe una imputación directa que señale la responsabilidad del Estado en la violación de derechos humanos por comisión, hay elementos que por lo menos nos permiten decir que hubo la omisión del estado mexicano en su obligación de proteger los derechos humanos de las familias de las víctimas y las propias víctimas", dijo el activista Antonio Cerezo, integrante del Comité Cerezo.

En entrevista durante el evento realizado en el auditorio de la UACM plantel del Valle, Cerezo dijo que la omisión del estado en los casos de desapariciones forzadas, ha sido más visible durante el sexenio del ex presidente Felipe Calderón.

"No necesariamente está comprobada la comisión, es decir, la participación directa de funcionarios del estado, o la quiescencia, es decir el mandatar a civiles para cometer las violaciones, pero sí queda claro éste patrón de violación a los derechos humanos por omisión y por lo menos de las autoridades".

Agregó que otro de los patrones que se han detectado en los casos de desaparición forzada, es que son cometidos por hombres que visten de negro, "con armas de alto poder que están en las carreteras, y que pasan retenes y que los retenes nunca los encuentran y que son los perpetradores en muchos casos de las desapariciones forzadas".

Durante la preaudiencia se presentaron los casos de desaparición forzada de Edmundo Reyes Amaya, Gabriel Alberto Cruz Sánchez, Minerva Guadalupe Pérez Torres y Teodulfo Torres "El Tío"; así como los casos de ejecución extrajudicial de Rogelio Jiménez López y Heriberto Pazos, además de la masacre de Acteal.

Fueron presentados por familiares de las víctimas, y escuchados por los dictaminadores nacionales SantiagoCorcuera, Pilar Calveiro, Clemencia Correo, Carlos Fazio, Beatriz Torres, José Rosario Marroquí y David Bermudez, quienes emitirán un pronunciamiento la tarde del miércoles, tras escuchar otros cinco casos.

De acuerdo con los organizadores, los casos mejor documentados se llevarán a audiencia ante el Tribunal Permanente de los Pueblos en 2014. De ahí, destacaron la necesidad de impulsar la cultura de la documentación.

"En México hay muchos casos de violaciones a Derechos Humanos que se han perdido por falta de documentación. Nos ha costado trabajo que los familiares de las victimas documenten, pero creemos que con este tipo de eventos se va a dar un impulso mayor a esa cultura y evidenciar los casos de violaciones a Derechos Humanos que el Estado mexicano no ha resuelto todavía".

Por la mañana, un grupo de treinta personas, entre ellos, indígenas triqui trataron irrumpieron en las instalaciones donde se realizó el evento. Los organizadores argumentaron que no podían participar en el foro, ya que no cumplieron con la documentación requerida, por lo que el grupo inconforme permaneció a las afueras del auditorio.

FANNY MIRANDA