Luis García
17 de junio de 2013 / 01:07 p.m.

 

Monterrey  • Tras el escándalo por el robo de más de 313 mil juegos de placas destapado en 2012, el Instituto de Control Vehicular alista la compra de poco menos de 2 millones de láminas, correspondientes al canje obligatorio del próximo año.

Juan Ernesto Sandoval, director del organismo, estimó que la licitación se estaría lanzando durante el mes de agosto, a precios muy similares de los pagados durante el proceso anterior.

El diseño de las nuevas placas, pese a la polémica que se generó por la falta de controles, no contempla nuevos esquemas de seguridad, confirmó el funcionario.

“Ahorita estamos contemplando los mismos, va a ser otra vez del holograma, queremos poner engomado tanto en la parte trasera como en la delantera, como se hace en otros estados, para poder determinar inmediatamente si el vehículo esta al corriente.

“Estamos trabajando en el diseño, en las cantidades de cada tipo de placa”, refirió.

No obstante, una novedad a la que se enfrentaran los contribuyentes será la firma de un acuse de recibo individual al momento que las placas sean entregadas en cualquier oficina o banco autorizado, a diferencia del proceso actual, que implica una firma colectiva.

“Queremos tener un poquito más de certeza, quién realmente se está llevando esas placas (...). Queremos que cada placa, desde la fábrica ya viene con ese acuse de recibo para que diga: esta placa se la llevó tal persona, tal día y es de tal propietario”, explicó.